sábado, 20 de octubre de 2018

Recorrido circular desde el Área Recreativa de La Fuensanta al Peñón de Ronda

ANULADA POR EL TEMPORAL
SE REALIZARÁ EN FECHA A DETERMINAR

Desde Estepona partiremos en los coches por la autovía del Mediterráneo A-7 en sentido Málaga, desviándonos en la salida 185 y, al llegar a una rotonda, giraremos de nuevo a la izquierda hacia el Centro Comercial La Cañada, que dejaremos a nuestra derecha, continuando de frente por la carretera A-366 en sentido a Ojén, que dejaremos a nuestra derecha, continuando hacia Monda, Guaro, Alozaina, Yunquera y, a un kilómetro antes de llegar a El Burgo, aproximadamente en el kilómetro 26,7, nos desviaremos por una pista forestal señalizada que da acceso al Parque Natural Sierra de las Nieves. Desde Estepona habremos recorrido 87,9 kilómetros en un tiempo estimado por Google Maps de 1.34 horas.

Entorno del recorrido

Nos encontramos en el Parque Natural Sierra de las Nieves, cuya vegetación predominante está constituida por bosques de pinos carrascos y silvestres, pinsapos, encinas, acebuches, majuelos, agracejos, sabinas, enebros, espartos y pastizal de montaña. En cuanto a la fauna, cabras monteses y zorros. Así mismo buitres leonados y otras rapaces como águilas y gavilanes que veremos sobrevolar sobre nuestras cabezas.

Recorreremos, según el tipo de terreno, por senderos un 60%, por pista terriza un 25% y un 15% por campo a través compuesto por lapiaz; afloramientos de calizas o yesos afectados por procesos kársticos y matorral bajo.

Área Recreativa La Fuensanta

Al entrar en el Parque, seguiremos el camino hasta la Área Recreativa de la Fuensanta, lugar de reunión, donde quedaremos antes de continuar hasta el punto donde se inicia la ruta, tras recorrer unos 9 kilómetros por un firme en aceptable estado para coches, siguiendo la pista forestal terriza que discurre paralela al Arroyo de La Fuensanta, y que parte de la carretera autonómica A-366 en su punto kilométrico 26,7.

Recorridos 6,7 kilómetros por la pista forestal, llegaremos a un cruce de caminos con uno hacia el Puerto de la Mujer y al carril del río Turón. Nosotros seguiremos por el camino que sale a nuestra izquierda llegando a un segundo cruce (km 8,7) continuando por la pista de la izquierda hasta llegar, 400 metros más adelante, a la zona de acampada, donde estacionaremos los vehículos en el llano, a los pies de una encina centenaria de gran porte. Una vez aparcados los coches y aprovisionados de las mochilas y bastones, iniciaremos un suave ascenso entre pinos y encinas por el Camino del Palancar.

Inicio del recorrido por el carril del Sabinal

La ruta consistente en circunvalar el Peñón de Ronda (1.299 m) por el Camino del Palancar, posicionado desde el cortijo también llamado Peñón de Ronda. Se cierra el círculo descendiendo por la Cañada de la Encina al Puerto de Huarte rodeando el Cerro del Higuerón. Enseguida tendremos a la vista los farallones de la cara norte del Peñón de Ronda que bordearemos hasta localizar un ascenso más asequible, internándonos en una finca privada dedicada a la actividad ganadera. A nuestra derecha queda el Valle de Lifa, por donde serpentea el río Turón.

Haremos una breve parada en la Fuente del Palancar. Detrás nuestro van asomando las cercanas Sierras de Alcaparaín y Cabrilla. Abajo se encuentra el Barranco del Portillo. Encinas de gran porte se alzan en las colinas que nos rodean. El Pico del Viento, en Sierra Blanquilla, se yergue desafiante en el horizonte. Cruzaremos una cancela que conecta con la finca pública del Cortijo del Peñón de Ronda, a la vez que vamos teniendo panorámicas del Barranco de la Cuesta del Gazpacho y la Sierra Hidalga elevándose detrás.

Cortijo del Peñón de Ronda

Llegados a las ruinas del Cortijo del Peñón de Ronda, admiraremos los increíbles riscos del Cerro de la Peñilla, también llamado Cerro Alto de Yunquera. Desde esta perspectiva se confunde con el Peñón de los Enamorados, que aun siendo más elevado, queda por detrás en la misma línea de visión. Y siguiendo la cadena de riscos, el todavía más impresionante Tajo del Canalizo.

Desde el cortijo del Peñón de Ronda, disfrutaremos de excelentes panorámicas en todas las direcciones, mientras el pastizal, agitado por el viento, parece llevar en volandas las fantasmagóricas ruinas del cortijo que aún quedan en pie.

Desde el cortijo tendremos una preciosa postal de la cara oriental del peñón, la pared más vertical de todas las que lo conforman. El grupo de pinos que se veremos a la derecha, en la base del peñón, sirven como referencia por donde iniciar el ascenso por la rampa de la desnuda arista caliza. Aunque no lo parezca, se trata de la ascensión más cómoda.

Regreso hacia el paraje de Las Arenillas

Para no repetir el trazado realizado en la ascensión, efectuaremos un pequeño cresteo por el lapiaz puntiaguado de la cumbre. El objetivo es ir descendiendo hasta un collado, desde el que podemos asomarnos a la otra vertiente, por la que rodearemos inicialmente el peñón, de nuevo con estupendas panorámicas del entorno.

Seguidamente nos dirigiremos cuasi llaneando hacia el paraje de Las Arenitas, con el fin de enlazar otra vez con el sendero que traíamos del Cortijo del Peñón de Ronda, esta vez hacia el Cortijo de Huarte. Ahora tendremos a la vista la Loma de la Chaparrera y el Cerro de las Camaretas, asomando el Tajo de la Alberca entre ellos. En la ladera se encuentra el fastuoso Pinsapar de Cubero, llegándose a divisar la Cueva del Hornillo. Más lejanas a la izquierda, se observan las Sierras Prieta y Cabrilla.

Por la Cañada de la Encina

Tras internarnos en la cañada, pasaremos por la Fuente de los Algarabeos, que tiene la peculiaridad de ser la única del entorno que mantiene un caudal aceptable. 

Bordearemos el Cortijo de Huarte, donde una gran alberca alimenta los bancales abarrotados de árboles frutales, destacando higueras, cerezos y castaños. Su fuente puede estar seca en esta fechas, al igual que las fuentes del Cortijo del Peñón de Ronda y de Las Arenitas. Esperemos que podamos surtirnos de agua a nuestro paso.

Al cabo de un tiempo, nos desviaremos hacia el Puerto de Huarte, cruzando la cañada a través de un pinsapar. Si volvemos la mirada atrás, tendremos una fabulosa perspectiva de los cantiles del Filar de los Ermitaños.

Ya solo nos queda finalizar el descenso por la Cañada de la Encina, aunque actualmente está repleta de pinos. Se supone que el nombre de esta cañada viene dado por la enorme encina que hay en el punto de inicio.

Al fondo observaremos las tierras de labor del antiguo Convento de Nuestra Señora de las Nieves, que dejó de serlo tras la desamortización de Mendizábal en 1835. Se trata de una vivienda que forma parte del antiguo convento, ocupado por los carmelitas descalzos, y posteriormente convertido en Cortijo. Aun mantiene algunas de las celdas donde dormían los monjes.

Regreso a La Fuensanta

Antes de llegar a La Fuensanta, jalonando el sendero, observaremos tres sucesivas bocas de la abandonada mina de galena y estaño de San Eulogio. Dos bocas son verticales y están valladas, y otra boca es horizontal, habiendo además una pequeña cueva-refugio excavada por los mineros.

DATOS GENERALES

Guías: Andy Myhill y Adam Kerr.

Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O’Connor al número 679 768 088

Entorno: Parque Natural Sierra de las Nieves.

Localidades: Yunquera y Ronda, Málaga.

Itinerario: desde el Área Recreativa La Fuensanta al Peñón de Ronda (ida y vuelta).

Recorrido: circular.

Longitud recorrido: 9,6 kilómetros.

Desnivel: 400 metros.

Duración aproximada de la excursión: 5 a 6 horas.

Dificultad: media.

Terreno: pista, senderos y campo a través.

Salida de Estepona: 8.00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.

Punto de encuentro: 9.45 horas en el Área Recreativa La Fuensanta.

Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas o zapatos de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.

Se recomienda: gorra, guantes, gafas de sol, crema de protección solar, bañador, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.

INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la “Licencia Federativa para un Día”, llamando al club antes de las 20 horas del miércoles día 17.

LOS SOCIOS DEL CLUB tendrán siempre preferencia en todas las actividades.

DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.

ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026
                 VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO JPEG

 
 
 SITUACION DEL BAR ESTADIO PUNTO DE ENCUENTRO EN ESTEPONA

 RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA A LA FUENSANTA

  VISTA DESDE EL SATÉLITE DEL RECORRIDO
  
  MAPA TOPOGRÁFICO DEL RECORRIDO

 PERFILES DE ALTURA Y LONGITUD RECORRIDO



    Encina centenaria de gran porte que veremos al inicio del recorrido.
    Zona del Área Recreativa La Funesanta.
    Caminando por un estrecho sendero bajo un denso bosque de pinos.
   El cerro de la Cruz alfombrado por un denso pinar.
  Cortijo del Peñón de Ronda.


   imponente vista de la cara oriental del Peñón de Ronda.

sábado, 13 de octubre de 2018

Recorrido lineal por el Valle del Bajo Genal, de Algatocín por Benalauría a Benadalid



Desde Estepona partiremos en autobús por la Autopista del Mediterráneo A-7 en sentido Algeciras, desviándonos en la salida 142 para continuar por la carretera A-377 que, desde Manilva, conduce al pueblo serrano de Gaucín, continuando después por la A-369 hacia Algatocín, tras recorrer 8,1 kilómetros en unos 11 minutos. Desde Estepona habremos recorrido unos 40,9 kilómetros en un tiempo aproximado de 46 minutos, según Google Maps.


Recorrido por el Valle del Bajo Genal

Está situado en la comarca de la Serranía de Ronda, al sudoeste de la provincia malagueña, con una extensión aproximada de 485 kilómetros cuadrados.

Toma su nombre del río Genal y del valle que forma su curso. Se subdivide en el Alto y el Bajo Genal, este último comprende los pueblos blancos de ocho municipios: Atajate, Benadalid, Benalauría, Algatocín, Benarrabá, Gaucín, Jubrique y Genalguacil, algunos de los que recorreremos en nuestra ruta.

El valle de Genal tiene un clima suave, influenciado tanto por el mar Mediterráneo como por el Océano Atlántico. El paisaje es agreste, con malas comunicaciones por carretera ya no solo entre los pueblos que conforman el valle sino con otros puntos como puede ser la Costa del Sol o con otros pueblos de la Serranía de Ronda.


Disfruta de una economía tradicional basada en la agricultura y en una cierta industria artesanal, destacando la recogida de castañas, la artesanía del esparto, la elaboración de chacinas y el turismo rural.


Algatocín, lugar de inicio de nuestra ruta

De blancas calles y verdes sierras, Algatocín goza del encanto de la herencia morisca y la riqueza ecológica de la Serranía de Ronda. Se encuentra a lomos de la sierra que separa los ríos Genal y Guadiaro. Su peculiar estructura urbana, de origen árabe, se escalona y se adapta a la pendiente del terreno, componiendo calles empinadas, estrechas y sinuosas donde veremos edificios del siglo XVIII con escudos heráldicos.


Desde la ermita del Calvario un mirador nos permite contemplar bellas vistas al valle del Genal y a los municipios vecinos de Alpandeire y Faraján. Otro enclave panorámico es el Mirador del General, a tan solo un kilómetro del centro de Algatocín, desde el que podremos ver el valle del río y los pueblos blancos de Alpandeire, Faraján, Jubrique y Genalguacil y en el horizonte, la silueta de Sierra Crestellina y el pueblo de Benalauría.


Comienzo de la ruta por el valle

Una vez en Algatocín, atravesaremos el pueblo caminando unos 100 metros hacia el sur, hasta llegar a la carretera que conduce a  Estepona, para continuar por el sendero de pequeño recorrido (PR-A 238) que desciende por una pista y luego sigue por otros, estrechos, pero seguros, atravesando un denso bosque mediterráneo hasta llegar al fondo de un primer valle. Después de cruzar un vado, el sendero continua en fuerte subida.


Caminaremos por una empinada subida atravesando un bosque de alcornoques que dejan el suelo cubierto de bellotas. La senda discurre atravesando dos portillos y continúa hacia el bonito pueblo de Benalauria donde podremos almorzar en la plaza principal de dicho pueblo.


Benalauría y comida en un restaurante de la plaza del pueblo

La historia de este pueblo se remonta a la invasión musulmana. La presencia romana se fundamenta en este valle a través de la “Vía Genal-Turón” que, desde Gibraltar, alcanzaba hasta el interior de las planicies rondeñas, por lo que el origen del castillo de Benadalid sea el asentamiento de una turris (torre en latín) romana.


Tras la comida en alguno de los restaurantes de la plaza del pueblo, iniciaremos el camino descendiendo a otro valle para posteriormente ascendeer hasta llegar a una ancha pista que va subiendo gradualmente hacia Benadalid. En este recorrido dejaremos a nuestra izquierda un castaño muy viejo, conocido por "Castano de Mataquince", donde 15 personas fueron ejecutadas al comienzo de la guerra civil española (1936-1939).


El pueblo de Benadalid

Entre 1492 y 1570 se produjo la expulsión de los moriscos de este pueblo y la destrucción de los edificios públicos. El origen romano de su pequeña fortaleza queda avalado por la existencia de un vial de esta época entre Lacipo, ciudad Romana, situada en el término de Casares, en la zona conocida como El Torreón y Arunda, la actual Ronda.


A finales de agosto, celebra su “Fiesta de Moros y Cristianos”, una representación tea-tral, recitada en verso, en la que se recrea una auténtica contienda bélica en recuerdo del levantamiento mudéjar que se produjo en Sierra Bermeja en el año 1501 y en la que participa la mayoría de sus habitantes.


Entre su arquitectura se encuentra un castillo de posible origen romano, más tarde árabe, que fue reconstruido en el siglo XVII. De planta cuadrada y rematada con torres cilíndricas, en la actualidad es un cementerio.


Por bosques de Castaños

Tendremos maravillosas vistas durante la mayor parte de un recorrido que merece la pena hacer, a pesar del duro esfuerzo. Este tramo de nuestra marcha transcurre por las laderas de los montes con vistas al espléndido valle del Genal, cubierto por una espesa e insultante vegetación de encinas, alcornoques, castaños, quejigos y madroños.


Fin de la ruta y refrigerio en Benadalid

Finalizaremos el recorrido en de este bonito pueblo banco de Benadalid, en la Venta-Restaurante Los Labraos, situada en la carretera de Ronda, muy cerca del pueblo, donde, tras un refrigerio, emprenderemos el regreso a nuestras casas en el autobús que nos estará esperando, después de disfrutar de un bello recorrido por el Valle del río Genal.


Con esta ruta, recuperamos el ritmo de excursiones de los sábados, con un interesante programa a desarrollar en lo que nos resta de año.


DESPLAZAMIENTO EN AUTOBÚS

Microbús: de 28 plazas, 290€ y autobús de 43 plazas 330€ en viaje de ida y vuelta. El importe lo dividiremos entre los ocupantes del autobús y se pagará en ruta.

Fecha límite de inscripción: antes de las 12 horas del jueves día 11 de octubre llamando a Margaret O’Connor al teléfono 679 768 088.



MUY IMPORTANTE

Los invitados deberán llamar a la coordinadora, Margaret O'Connor, al número de teléfono 679 768 088 antes de las 20 horas del miércoles día 10, comunicandole su participación y rellenando el impreso, que hay al efecto, para solicitar la Licencia Federativa para dicho día.


DATOS GENERALES

Guías: Andy Myhill y Adam Kerr.

Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O’Connor al número 679 768 088

Entorno: Valle del Bajo Genal (Serranía de Ronda).

Localidades: Algatocín, Benalauría y Benadalid, Málaga

Itinerario: recorrido por el  Valle del Bajo Genal, de Algatocín a Benalauría y Benadalid.

Recorrido: lineal.

Longitud recorrido: 12,75 kilómetros.

Duración aproximada de la excursión: 5 a 6 horas.

Dificultad: baja.

Terreno: pistas y senderos.

Salida de Estepona en autobús: 8.00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol san Fernando.

Punto de encuentro: 9.15 horas en la plaza del pueblo de Algatocín.

Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas o zapatos de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.

Se recomienda: gorra, guantes, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.


NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.

INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Tienen que solicitar la “Licencia Federativa para un Día”, llamando al club antes de las 20 horas del miércoles día 10 de octubre.

LOS SOCIOS DEL CLUB tendrán siempre preferencia en todas las actividades.

DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.

ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026



                  VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO JPEG
 
  RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA A ALGATOCÍN

PARTICIPANTES
De izquierda a derecha: Miguel Pernas, Pepe García, Alejandro Sánchez, Francisco González, Marifran Postigo, Juan Luís Lara, Mireya Tellez, Javier Vidales, María José Rivas, Adam Kerr, Julia Romero, Eddy Denaeghel, María Martín, Montserrat Laguardia, Maximiliano Gámez, Rita Durben, Andy Myhill, Andrea Asmuss, Isabel López, Marja Bolscher, Jüergen Auf der Mauer, Margaret O´Connor, Francisco Caldas y Enrique Castilla. Hace la foto Raquel 
 
GALERÍA FOTOGRÁFICA
(Fotos: Andre Asmuss, María José Rivas, Margaret O´Connor y Francisco Caldas)
  
https://photos.app.goo.gl/rHTpDkKXPSHiGYiNA




sábado, 6 de octubre de 2018

Ruta de los Molinos: recorrido circular desde los Baños de la Hedionda al Canuto Grande de la sierra de la Utrera


CRÓNICA: MIGUEL ALONSO

Desde Estepona salimos pasadas las ocho y media de la mañana desde el Bar Estadio, lugar habitual de cita para salir de excursión. Partimos en cuatro coches, un pequeño grupo de catorce compañeros, por la autovía A-7 hacia Manilva y en la rotonda situada en el punto kilométrico 146,5, tomamos un desvío a la derecha (camino de Sabinillas a Casares), a la altura del supermercado Lidl, siguiendo la carretera hasta atravesar, bajo un puente, la autopista de peaje AP-7.


A los pocos metros de recorrido, accedimos a un carril terrizo que se iniciaba a nuestra derecha y que nos llevó a la altura de los “Baños romanos de la Hedionda”, donde aparcamos los coches en unas explanadas habilitadas para ello. En este lugar nos esperaba nuestra compañera Ilse.


Los datos meteorológicos nos pronosticaban buen tiempo. Corría un leve vientecito al llegar a la parte alta del sendero del río Manilva, pero el resto del recorrido transcurrió sin calor excepto un poco al finalizar la ruta.


Entorno de la ruta

Caminamos por una zona de gran belleza por la variedad de paisajes por la que transitaríamos; unos bosques de ribera, vegetación típica mediterránea, compuesta por una arboleda de acebuches y algarrobos en cañones de calizas, con vistas sobre la costa mediterránea, las primeras montañas de la Serranía de Ronda, la Sierra de la Utrera, conocida también por El Castillón, conjunto kárstico, el más meridional de Europa.

Este macizo lo atraviesan tres valles encajonados y paralelos a la costa, denominados canutos, de paredes verticales, donde nidifican numerosas aves, entre ellas el  buitre leonado, águila perdicera y el alimoche. Este conjunto kárstico está franqueado al este por el arroyo de Albarrán o río Manilva, primer tramo de nuestra ruta, por el que iniciamos la ruta y al sur por el Canuto de la Utrera, por el que finalizamos nuestro recorrido al caer la tarde.


El recorrido por el entorno de la Sierra de la Utrera

La ruta se dividió en dos tramos diferentes haciendo un recorrido circular. El primer tramo, de ida, desde los “Baños Romanos de la Hedionda”, siguiendo el camino que comenzaba pasando por la ermita de san Adolfo, para continuar por una senda que bordeaba el río Manilva, conocido también por arroyo del Tocón u arroyo de Albarrán, ruta local conocida como de los Baños (SL-10) o de los molinos, de tradición morisca (siglo XVI), la mayoría de ellos en ruinas, no así la antigua acequia, que está en uso y el acueducto, cercano a los Baños de la Hedionda por el que pasamos y un antiguo balneario, actualmente está abandonado, donde se alojaban los usuarios de los baños en las aguas sulfurosas, usados desde tiempo de los romanos y el segundo tramo, de regreso, por el sendero (SL-11) que discurría por el “Canuto Grande de la Sierra de la Utrera”, por el que finalizaríamos nuestra ruta circular mediada la tarde.


Primer tramo por la ribera del río Manilva

Tras aparcar los coches (9.20 h) cerca de los famosos baños de aguas sulfurosas de la Hedionda, nombre que deviene por el fuerte olor que desprenden las aguas por contener Sulfuro de Hidrógeno (H2S). Comenzamos el recorrido por la misma pista que traíamos, pasando ante la Ermita de San Adolfo, formando un grupo de 15 compañeros.


Seguimos a pie caminando por una senda que discurría por la orilla izquierda del río, en sentido ascendente, recorriendo, en un principio, unos 3,5 kilómetros por  el tramo que presentaba mayor dificultad, sobre todo por la necesidad de tener que vadear el río, siguiendo por un sendero muy bien señalizado con marcas verde y blanca y amarilla y blanca, al coincidir trazados locales y de corto recorrido.


Al poco llegamos al primer molino (9.50 h) que encontramos rodeado de huertos de naranjos y cuya acequia, aún en servicio, data del siglo XVI. Después de dejar atrás el molino, tuvimos que vadear el río por tres veces, hasta situarnos unos 300 metros aguas arriba, en la margen izquierda del río, a la altura de un gran eucalipto que teníamos en la ribera de enfrente, que nos servía de referencia para comenzar la subida por un estrecho sendero (10.05 h). El recorrido era especialmente interesante ya que discurría encajonado por una angostura creada por la erosión de la roca caliza dando ocasión a formas caprichosas que resultaban de especial belleza.

Bella vista del torcal 

Una vez que alcanzamos la parte alta del sendero, paramos en un pequeño rellano para contemplar las paredes de roca caliza, en cuya cima se encuentra un pequeño torcal, aprovechando este parón para hacernos la foto del grupo. Continuamos caminando hasta llegar a una alambrada con un portillo que tuvimos que abrir para continuar la marcha (10.35 h), siguiendo el recorrido en sentido descendente hasta llegar, en pocos minutos, a las ruinas del antiguo molino del Cancón, siguiendo unos metros más adelante hasta llegar a otro molino, el molino del “Americano”, restaurado y muy bien cuidado, con espacios y cuadras para caballos, que el dueño, un británico, dedica al deporte de El polo. A partir de aquí, la ruta se alejaba del cauce del río, siguiendo por un camino de hormigón en fuerte subida.


Segundo tramo por el Canuto Grande de la Utrera

A llegar al “Molino de los Caballos” (10.45 h) cruzamos el río por un puente metálico llegando a una la pista de hormigón que, tras una fuerte subida, nos llevó a la altura de un poste de cables de alta tensión (11.35 h), referencia por la que nos teníamos que desviar para seguir, campo a través, sin ninguna señalización, hacia la carretera, llegando a un punto donde el camino se bifurcaba, cerca de una torre metálica que soportaba cables de un tendido de alta tensión y cerca de unos panales para criar abejas y cosechar miel.


Continuamos el sendero hasta llegar al kilómetro 9 de la carretera A-377 que, desde Manilva lleva a Casares (12.18 h). En este punto, cruzamos la carretera para continuar por un camino de tierra paralelo a la carretera, que transcurría bajo unos molinos eólicos (aerogeneradores) con los que se obtiene la energía eléctrica a partir del viento. Un par de kilómetros andando, aproximadamente, hasta las cercanías del kilómetro 7 donde volvimos a cruzar al otro lado de la carretera, teniendo que saltar por una gran cancela metálica que nos cerraba el paso, entrando en el paraje conocido por Los Llanos (12.54h h) donde se iniciaba el sendero local del “Canuto de la Utrera” (SL-11).


La Sierra de la Utrera

Conocida también como “Canchos de la Utrera” o “El Castillón”, posee un importante patrimonio paleontológico, con el registro de fósiles que abarca desde el Jurásico hasta el Plioceno, y por el que ha pasado el hombre prácticamente desde el inicio de la Prehistoria. Posee numerosas cuevas, entre las que destaca la del Gran Duque, hábitat del hombre del neolítico.


En este maravilloso entorno hay, muy cerca del torcal, una cantera que lleva unos 40 años de explotación y amenaza la conservación de uno de los espacios naturales más singulares de la provincia de Málaga. La expansión de este yacimiento está poniendo en serio peligro la enorme diversidad ecológica que alberga uno de los pocos valles de roca caliza que quedan en todo el país.


Recorrido por el Canuto Grande

Antes de iniciar el recorrido por el canuto, pasamos ante una columna de piedras (13.30 h) en la que una placa recuerda a una antigua amiga y senderista, Cristina Martín, ya fallecida. En este lugar decidimos parar para tomarnos los bocadillos bajo la sombra de unos algarrobos.

Después del descanso y repuestos con la ingestión de los bocadillos y fruta, reiniciamos la marcha pasando por los restos de unas instalaciones que, por los años 40 del siglo pasado, se utilizaron para hacer unas prospecciones petrolíferas. Finalmente solo encontraron bolsas de gas, menos mal, abandonando el complejo construido a tal efecto y dejando este espacio en una situación deleznable a cuya situación se une la explotación de una cantera de áridos que está destruyendo la sierra a pasos agigantados.


Por la zona de escalada

Seguíamos avanzando por la estrechez del valle que se iba encajonando dando lugar a un arroyo, donde la lluvia, a lo largo de los milenios, a excavado la roca hasta formar un estrecho pasillo (canuto), por donde caminábamos con dificultad, debido a las grandes piedras que tuvimos que sortear pero de gran belleza por los bellos cortados.


A nuestro paso, en una de las paredes de roca caliza que presentaba grietas y salientes, vimos a dos escaladores (14.40h) ascendiendo con cuerdas y con la asistencia de otra compañera que, desde abajo, sujetaba las cuerdas con las que estaban escalando por la pared.


Próximos al final, se observaba en el estrechamiento del canuto, una maravillosa estampa del cañón con el mar Mediterráneo al fondo.


Llegados al final (14.50h) del canuto, caminamos por un sendero que nos acercó a la pista que recorriendo unos metros hacia abajo, llegando a la explanada donde teníamos aparcados los coches. En este lugar nos despedimos ya que íbamos en coches diferentes, emprendiendo el regreso a nuestras casas cuando el reloj marcaba las tres y cuarto de la tarde.


Llegados a Estepona, unos cuantos compañeros nos sentamos en las mesas de la terraza del Bar Estadio donde departimos a la vez que nos tomábamos unos refrescos, dando fin a un espléndido día habiendo disfrutado de una bella ruta con una buena temperatura, la ideal para andar.

DATOS GENERALES
Guías: Sofía Mateos y Miguel Alonso.
Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O’Connor al número de teléfono 679 768 088
Entorno: Sierra de la Utrera (Serranía de Ronda)
Localidades: Manilva-Casares, Málaga.
Itinerario: desde los Baños de la Hedionda de Manilva al Canuto de La Utrera.
Recorrido: circular.
Longitud del recorrido: 12,6 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas.
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: ribera de río, senderos y pista.
Salida de Estepona: 8.30 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 9.00 horas en la Ermita de san Adolfo, cerca de los Baños de la Hedionda.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas o zapatos de montaña, bastones, chubasquero, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la “Licencia Federativa para un Día”, llamando al club antes de las 20 horas del miércoles día 3 de octubre.
LOS SOCIOS DEL CLUB tendrán siempre preferencia en todas las actividades.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026

                     VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO JPEG

 
  VISTA DEL RECORRIDO DESDE EL SATÉLITE


  MAPA TOPOGRÁFICO DEL RECORRIDO


  PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO
 

    RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA A LA ERMITA SAN ADOLFO


  El grupo con elo torcal de la sierra de La Utrera de fondo. De izquierda a derecha: Ilse Bullerdieck, Marisa Salgado, Enrique Castilla, Antonio Martín, Julia Romero, Javier Vidales, Raquel Vilchez, Miguel Alonso, Mercedes Tovar, Rafael Gil, Marifran Postigo, Pepa Vázquez, Alejandro Sánchez y Paquita Naranjo. No sale porque hace la foto, Sofía Mateos.


GALERÍA FOTOGRÁFICA 
(Fotos: Marisa Salgado y Miguel Alonso)

https://photos.app.goo.gl/Ko63JDRKSjtr3Q7p9