sábado, 23 de septiembre de 2017

Recorrido por la "Ruta de los Molinos", desde los Baños de la Hedionda a Casares


Desde Estepona partiremos por la autovía A-7 hacia Manilva y en la rotonda situada en el punto kilométrico 146,5 tomaremos un desvío a la derecha (camino de Sabinillas a Casares), a la altura del supermercado Lidl, siguiendo hasta atravesar, bajo un puente, la autopista de peaje AP-7. A los pocos metros se accede por la derecha a un carril terrizo por el que hay que seguir hasta la Ermita de San Adolfo.

Al llegar al cruce de caminos, antes de la ermita y de los baños, dejaremos aparcados los coches en un rellano bajo unos árboles. Aquí comenzaremos el recorrido, siguiendo por el camino de la derecha, para continuar por un sendero que bordea el río Manilva.

Por la Ruta de los Molinos a Casares
Es conocida como ruta de los molinos, por transcurrir por un antiguo camino que unía los municipios de Manilva y Casares, en el que había molinos para la molienda del grano, de los que aún quedan algunos restos. Discurre casi en todo su trayecto junto al río Manilva, conocido también por arroyo del Tocón u arroyo de Albarrán, por dos tramos claramente diferenciados

Es de gran belleza por la variedad de paisajes que recorreremos, bosques de ribera, cañones de calizas con vistas sobre la costa mediterránea y las primeras montañas de la Serranía de Ronda, la Sierra de la Utrera, conocida también por El Castillón, un conjunto kárstico, el más meridional de Europa, macizo atravesado por tres valles encajonados y paralelos a la costa, denominados canutos, de paredes verticales, donde nidifican numerosas aves, entre ellas el águila perdicera y el alimoche. Este karst está franqueado al este por el arroyo de Albarrán o río Manilva y al sur por el Canuto de la Utrera.

Primer tramo de la ruta
Transcurre a pie en un recorrido de unos 3,5 kilómetros, desde los baños, siguiendo la senda del río en sentido ascendente. Este tramo es el que presenta mayor dificultad, sobre todo por la necesidad de tener que vadear el río varias veces por un sendero que en ocasiones se pierde. Desde los baños tomaremos un carril, que sale a la izquierda, hasta el primer molino que encontraremos rodeado de naranjos, cuya acequia, aún en servicio, data del siglo XVI.

Después de dejar atrás el molino, deberemos vadearlo por tres veces hasta situarnos unos 300 metros aguas arriba, en la margen izquierda. El recorrido es especialmente interesante ya que discurre encajonado por una angostura, creada por la erosión de la roca caliza dando ocasión a formas caprichosas que resultan de especial belleza.

Tomaremos la senda en sentido descendente hasta llegar a las ruinas del molino del Cancón y más adelante, a otro molino restaurado, donde hallaremos una cuadra de caballos. A partir de aquí, la ruta se aleja un poco del cauce del río, por un una senda junto a las cuadras de caballos.

Seguiremos avanzando por una planicie en sentido nornordeste en busca de otra portada que nos llevará a una alambrada de color verde, por la que bajaremos pegados a ella hasta llegar de nuevo al cauce del río y ver otro molino con una chimenea redonda. Cruzaremos el río un par de veces para situarnos en la margen este, con el cauce a nuestra izquierda y continuaremos por una cómoda senda hasta llegar al molino del “americano” o “molino rojo”.

Segundo tramo hacia Casares
En el molino del “americano” comienza el segundo tramo, de baja dificultad, con una longitud de 1.700 metros, que recorreremos en media hora hasta llegar a Casares. Este tramo transcurre sin dificultad por un carril ascendente, que iniciaremos pasado el río, por una senda empedrada de unos 100 metros de longitud, tomando como referencia el pueblo de Casares, siempre al frente.
Al poco encontraremos un cruce de caminos y más adelante pasaremos junto al nuevo cementerio para seguir por una empinada calle hasta llegar a la Plaza de España donde, sobre un pedestal, hay un busto de Blas Infante, considerado el padre de la patria andaluza y una fuente de agua construida en 1785 bajo el reinado de Carlos III. Después de un descanso en el pueblo, emprenderemos el regreso, en sentido inverso al de subida, parando en algún lugar para tomarnos los bocadillos.

Recorrido por el Canuto Grande de la Utrera
Al llegar al molino donde vimos la cuadra de caballos, continuaremos la ruta desviándonos a la derecha para bajar por el Canuto Grande, hasta los Baños de la Hedionda (llevad bañador para bañarse ya que, tanto en invierno como en verano, el agua se mantiene a 18 grados), lugar cerca de donde dejaremos aparcados los coches. Este recorrido nos llevará entre una y dos horas. Tiene una pequeña dificultad por las piedras que tendremos que sortear. Si vamos bien de tiempo podremos subir a la parte alta del canuto, el asentamiento de Villavieja, situado en la zona alta del Karst, donde podremos disfrutar del pequeño torcal y contemplar preciosas vistas del entorno.

DATOS GENERALES
Guías: Rafael Rodríguez y Margaret O’Connor.
Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107
Entorno: Sierra de la Utrera.
Localidades: Manilva-Casares, Málaga.
Itinerario: Desde los Baños de la Hedionda de Manilva al pueblo de Casares.
Recorrido: Circular.
Longitud del recorrido: 12,6 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas.
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: Ribera de río, senderos y pista.
Salida de Estepona: 8.30 horas del Bar Estadio, frente al estadio San Fernando.
Punto de encuentro: 9.0 horas en la Ermita de san Adolfo, cerca de los Baños de la Hedionda.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas o zapatos de montaña, bastones, chubasquero, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: Gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la “Licencia Federativa para un Día”, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 21 de septiembre.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.
EN CASO DE ACCIDENTE: Llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026

                  VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF



  SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO PUNTO DE CITA EN ESTEPONA

  MAPA DEL RECORRIDO POR CARRETERA AL INICIO DE LA RUTA

  VISTA DESDE EL SATÉLITE DEL RECORRIDO

  MAPA TOPOGRÁFICO DEL RECORRIDO

  PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO


  Punto de encuentro e inicio de la ruta cercano a la ermita de san Adolfo.

  Los "Baños de la Hedionda" desde el camino.



  Subiendo por el sendero con el torcal de la Sierra de la Utrera a la izquierda.


   El torcal de la Sierra de la Utrera

  Caminando por el camino hacia Casares.


   Por el sendero con la Sierra Crestellina al fondo.

  Acueducto desde el sendero.

  Oteando el camino andado.

  Típica calle de Casares por la que se accede al Castillo.

   Por el sendero que lleva al Canuto Chico de la Utrera.


   Pista hacia el Canuto Grande de la Utrera.


  Por el Canuto Grande de la Utrera finalizando el recorrido.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Recorrido circular desde Gaucín hacia el Hacho y al “Camino de los Cortadores de Corcho”


CRÓNICA DE MIGUEL ALONSO
De Estepona partimos, cerca de las ocho y media de la mañana, un grupo de 14 socios por la Autopista del Mediterráneo A-7 en sentido Algeciras. En el kilómetro 142, nos desviamos para continuar por la carretera A-377 que, por fin, ya la habían restaurado con una nueva capa de asfalto.

El recorrido nos acercó desde Manilva al pueblo de Gaucín, nuestro destino, donde llegamos (9:10 h) una vez recorridos unos 45,8 kilómetros en un tiempo aproximado de 45 minutos. Los coches los aparcamos frente a la gasolinera, situada a la entrada del pueblo, frente al “Café-Bar El Hacho”.

Desayuno en Gaucín
Una vez aparcados los coches, nos acercamos al “Bar Restaurante La Serranía”, situado al lado de la Estación de Servicio Santa Isabel de AGLA, (antes de Repsol) para desayunar.

Esta ruta la hemos realizado casi todos los años ya que, un bonito recorrido que pasa primero al pie del Hacho, y que continúa bajo la sierra atravesando los bosque de alcornoques hasta llegar de nuevo al punto de partida en el pueblo de los gaucineños, gaucinens o gaucinatos gentilicios con los que se conoce a sus habitantes.

Después del desayuno, emprendimos nuestra ruta caminando hacia la parte trasera de la gasolinera por un sendero que se encaminaba hacia el monte Hacho de Gaucín.

Inicio de la ruta por el camino hacia el Hacho
Iniciamos el recorido (9.50h), por la calle Camino de Montoro,  situada en el lado derecho de la gasolinera, hacia el sendero que comenzaba en la cara posterior de dicha gasolinera, transitando los primeros metros por una estrecha senda en cuesta arriba junto a unos eucaliptos.

El sendero comenzó con una fuerte subida entre dos cercas de alambradas, a uno y otro lado, rodeados de olivos y almendros, avanzando por la “Colada del Camino del Molino al Peso”, al pie de la cara norte del monte Hacho, que transcurría por la ladera sur de la sierra del mismo nombre.

El tiempo que se nos presentaba era el ideal para caminar: un ligero viento de poniente con poca incidencia de los rayos solares ya que no nos agobiaron.
Tras un trecho del recorrido, llegamos a una bifurcación (10.10 h) con un pino en el centro, donde tomamos el camino de la izquierda, entre alambradas que cercaban campos con rebaños de cabras y huertas con árboles frutales. Más adelante, caminamos rodeados de quejigos laureles, acebos, coscojas, acebuches o encinas.

Al superar la fuerte subida, llegamos a un espacio llano (10.30 h) donde nos hicimos la foto de grupo. En este punto se iniciaba, a la izquierda, el sendero para subir a la cima del Hacho, momento en que nuestras compañeros Antonio Navas y Antonio Martín decidieron emprender para coronar el monte (913 m). El resto del grupo seguimos la ruta con el deseo de que, tras la bajada de nuestros dos compañeros, nos alcanzaran en algún punto del camino.

Seguimos caminando, a nuestra espalda perdíamos de nuestra vista Gaucín, con las sierras Bermeja y de las Nieves como telón de fondo. Al frente, se apreciaba la zona por la que discurría el camino de subida. El sendero se iba desviando a la derecha, estrechándose y avanzando entre matorrales, junto a un muro de piedra, llegando a una angarilla (puerta de acceso en la alambradas) que nos daba acceso al "Puerto de los Hinojales", donde se avistan las laderas del Hacho escasas de vegetación, excepto la cara norte, donde había un encinar. Desde este lugar, también veíamos la Sierra de los Pinos y a sus pies el pueblo blanco de Cortes de la Frontera.

El camino de los cortadores del corcho
Pasado un primer tramo escarpado, continuamos un buen trecho, donde nos dimos con unas piaras de cerdos (11.20 h) de raza ibérica, negros lampiños. Estaban bien cebados, con mucha grasa, que dicen son los que proporcionan mejor jamón. Estaban comiendo con ansia el pienso que les habían echado en un lateral del camino.

Al poco llegamos a la finca “La Capellanía” y a una pista, el “Camino de los cortadores de corcho” que, a la izquierda, iba en sentido a El Colmenar o Estación de Gaucín y a la derecha conducía a los pueblos de Cortes de la Frontera y a Gaucín por un atajo. Nosotros continuamos por este tramo de la derecha disfrutando de un extenso bosque de alcornoques.

Después de andar unos cientos de metros pasando sobre dos arroyos, cruzamos la Garganta de las Palas. El camino seguía pronunciadamente hacia la izquierda cruzando un tercer arroyo hasta llegar a un lugar de la pista donde decidimos parar (12.30 h) para tomarnos unas frutas o bocadillos bajo la sombra de unos alcornoques, rodeados de una verde vegetación de helechos y adelfas de flores con tonos rosáceos.

Estando comiendo, aparecieron nuestros dos compañeros que venían con la satisfacción de haber coronado el Hacho. Relataban, que la subida no fue difícil, a pesar de lo escarpado del terreno, la mayor dificultad la encontraron en la bajada por lo empinado del terreno, y con la dificultad añadida de andar sobre una hojarasca que cubría el suelo con la que resbalaban. Entre subida y bajada al sendero de nuestra ruta invirtieron 50 minutos. Toda una gesta.

Hacia el desvío a Gaucín
Tras el pícnic, continuamos por la pista hasta llegar a un punto donde, a la derecha, un cartel sujeto en un roble indicaba el camino a seguir a Gaucín. El sendero subía serpenteando entre alcornoques a través de brezos, aulagas y lavandas. Pasamos a través de una valla de hierro y alambre donde se ensanchaba y pronto se juntaba con otro más definido, hacia la derecha.

Tras pasar una verja, llegamos a la finca de “La Brazuela” y después a la altura del centro budista “Shambala” (13.55 h). Cruzamos el Arroyo de Lucas, hasta llegar a Gaucín, sobre las 15 horas, a la altura del Parque Público de Antonio Godino, situado en las afueras del pueblo, en el extremo opuesto al de comienzo de la ruta.

Comida en Gaucín
Seguidamente, nos desplazamos unos 2 kilómetros andando por la carretera hacia la gasolinera, el lugar donde habíamos aparcado los coches, para comer en la terraza del “Bar Restaurante La Serranía” (14.45 h), situado al lado de la gasolinera. La carta que nos ofertaban constaba de ricos platos, como sopa de espárragos, carne de cerdo guisada con patatas, carne mechada, huevos fritos con patatas, arroz a la paella… que cada uno eligió a su gusto.

Tras los postres y unos chupitos, emprendimos el regreso a nuestras casas después de haber disfrutado de un día lleno de emociones.

DATOS GENERALES
Guías: Rafael Rodríguez y Margaret O’Connor.
Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107
Entorno: Sierra del Hacho (Serranía de Ronda).
Localidad: Gaucín, Málaga.
Itinerario: Recorrido de Gaucín hacia el Hacho y al “Camino de los Cortadores de corcho”.
Recorrido: Circular.
Longitud recorrido: 11,8 kilómetros.
Duración aproximada del recorrido: 5 horas.
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: Senderos, campo a través y pista.
Salida de Estepona: 8:00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 9:00 horas en la Estación de Servicio Santa Isabel de AGLA, (antes Repsol) de Gaucín, situada en el km 0 de la carretera a Ronda A-405.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): zapatos o botas de montaña, bastones, chubasquero o forro polar, pantalones apropiados, agua, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, gafas de sol, crema de protección solar, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la “Licencia Federativa para un  Día”, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 14 de septiembre.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En el caso de hoy, multiplicaremos los 39 kilómetros por 2 (ida y vuelta) y el resultado de 78 kilómetros por 0,23 euros el kilómetro, que nos resultan 17,94 euros que dividiremos entre los ocupantes del vehículo.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026

                      VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


   El grupo en el sendero al pie del monte Hacho de Gaucín. De izquierda a derecha: Rafael Rodríguez, Antonio Navas, José Luis Gil, Miguel Alonso, Antonio Martín, Inés Gil, Toñi Torrecilla, Enrique Aguilar, Margaret O'Connnor, Miguel Ángel Pernas, Juan Luis Lara, María Ángeles Vera, Elena Guerra y Francisco Vera.
  
  SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO LUGAR DE CITA EN ESTEPONA

  MAPA RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA A GAUCÍN

  VISTA DEL RECORRIDO DESDE EL SATÉLITE

  MAPA TOPOGRÁFICO DEL RECORRIDO

   PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO



GALERÍA FOTOGRÁFICA
(Fotos: Elena Guerra, Mª Ángeles Vera, Miguel Alonso, Enrique Castilla, José Luís Gil y Rafael Rodríguez).

https://photos.app.goo.gl/H0stiTfDcbux0uow1





sábado, 19 de agosto de 2017

Recorrido a pie por la Acequia y fluvial por las Angosturas del río Guadalmina


CRÓNICA: MIGUEL ALONSO

De Estepona partimos pasadas las 10 de la mañana un grupo de 5 compañeros (Antinio Martín, Juan Luis Lara, Carlos de Lara, Paquita Márquez y Miguel Alonso) hacia Benahavís por la Autovía del Mediterráneo A-7 en sentido Málaga, desviándonos en el kilómetro 168,5 (salida a Benahavís). Al llegar a la rotonda donde se encuentra la gasolinera de Repsol, hicimos una parada ya que en este lugar nos esperaban José Luis Gil, Yolanda García y dos amigas. En total formamos un grupo de nueve compañeras y compañeros.


Tras las salutaciones de rigor, continuamos (10.30h) por la segunda salida de la rotonda iniciando la carretera A-7175 que nos llevaría, antes llegar al pueblo de Benahavís, a los aparcamientos de la ermita de la Virgen del Rosario, a la altura del kilómetro 5, para dejar los coches y comenzar el recorrido.


Esta fue una alternativa ya que debido a unos desprendimientos en la acequia, tuvimos que anular el recorrido por ella y hacerlo por el sendero que discurría paralelo a la carretera teniendo a nuestra derecha, a unos 10 metros más abajo, el cauce del río Guadalmina.


El río Guadalmina

De 28 kilómetros de longitud, el Guadalmina nace en la Sierra Bermeja, en el Puerto del Madroño  dentro del término municipal de Igualeja , pero el agua permanente se encuentra más abajo, en el municipio de Benahavís, de donde brota por los acuíferos kársticos formando un paraje denominado "Las Angosturas". Desemboca en el municipio de Marbella junto a San Pedro de Alcántara; sirviendo de separación entre los términos municipales de Estepona y Marbella.


El río queda encajonado en un corto desfiladero, “Las Angosturas del río Guadalmina”, de unos dos kilómetros de longitud, originando diferentes charcas y pozas rodeadas de paredes rocosas al pie de espectaculares tajos.


Recorrido por el acerado junto a la carretera

Desde el aparcamiento, comenzamos (10.45 h) un recorrido relajado, siguiendo la senda con una barandilla de madera que nos separaba de la carretera.

A la derecha, sobre el río, veíamos la acequia por la que no pudimos andar, escondida por una variada vegetación. Al frente, cada vez más cerca, el pueblo de Benahavís.


Al fin llegamos por el acerado de la carretera a las escalinata por la que accedimos a la “Charca de las Mozas”, de unos cinco metros de profundidad, donde comenzamos la aventura acuática por el cauce y angosturas del Guadalmina


Recorrido por las “Angosturas”

A partir de este lugar comenzamos el recorrido por el río, en el sentido de la corriente, iniciando el primer contacto con el agua al bajar por un tobogán natural formado por la erosión del agua sobre las rocas.


Desde la Charca de las Mozas se iniciaba el cañón de las Angosturas que terminaría a unos 1.100 metros después, en la zona conocida como Charca de los Tubos.


La ruta la realizamos tomándonos con calma el paseo, en parte por la gran afluencia de gente que nos impedía ir más rápidos.


La primera parte comprendía el Tajo del Novio, desde donde pudimos divisar el Cerro de las Palomas y la Loma de la cañada de la Barrosa. Esta primera parte transcurría por un lecho del río muy pedregoso, que tuvimos que recorrer con cuidado ya que presentaba una cierta dificultad debida al verdín acumulado en las piedras que las hacían resbaladizas.


Las siguientes pozas las pasamos con el agua a la altura de la cintura. Poco a poco, nos fuimos adaptando a la temperatura del agua, comprobando que los tramos más fáciles eran los que hacíamos nadando o dejándonos llevar por la corriente del agua.


Según avanzábamos, el río se iba encajonando, cada vez más, a través de las paredes rocosas que albergaban gran cantidad de plantas rupícolas, llegando a una estrecha garganta o cahorro, cuyas paredes se podían tocar si estirábamos los brazos en forma de cruz. Las pozas empezaban a tener mayor profundidad, obligándonos a nadar entre las paredes verticales donde era difícil encontrar puntos de agarre


Como el recorrido sabíamos que era corto, no teníamos prisa, íbamos disfrutando tranquilamente. Según avanzábamos, entramos en una zona donde casi no se veía el sol y la luz se colaba por las rendijas de la parte alta, entre las rocas, creando un bello espectáculo. A ambos lados, las rocas estaban cubiertas por unos pequeños helechos y musgos cuyo verde daba un fresco muy agradable.


Recorrido por los sifones

Llegamos a una de las zonas más interesantes del recorrido, una especie de túnel o cueva donde en épocas de lluvias se puede formar un sifón.


Durante varios metros de recorrido tuvimos que nadar por un pasillo entre las rocas, donde el agua tenía bastante profundidad y por ende más fría. Las paredes no ofrecían puntos donde agarrarse, era la zona conocida como el “Primer sifón”. Si mirábamos hacia arriba veíamos la formación de estalactitas.


Más adelante, llegamos a un tramo subterráneo, el llamado “Segundo sifón”, donde una cuerda permitía subir a una roca para desde ella saltar al agua. Al fin, la luz del sol comenzó a colarse por las grietas de este túnel, tan espectacular, saliendo al final a una zona más abierta, donde de nuevo vimos los deslumbrante rayos solares, continuando por tramos de poca profundidad.

Al cabo de dos horas de recorrido llegamos a una pequeña presa que tuvimos que bajar con dificultad ayudándonos entre nosotros.


Todavía nos quedaba un tramo de pozas, de bastante profundidad, donde tuvimos que nadar unos diez minutos, llegando a la zona donde se abría el cauce y se acaban las angosturas, justo bajo el puente de madera (13.50 h).

Finalmente salimos del río por la margen derecha para alcanzar la carretera y, en unos minutos llegamos al aparcamiento donde dejamos los coches. Allí se despidieron Yolanda y sus amigas que siguieron hacia Fuengirola y José Luis que tenía una comida familiar.


Comida en Benahavís

Una vez en los coches nos desplazamos a la Piscina Municipal para comer pero no había mesa, estaba todo reservado, por lo que decidimos irnos al pueblo para comer en el Restaurante Rufino.


Tras los cafés y unos chupitos, finalizamos (17.10h) una bella y emocionante jornada, regresando posteriormente a nuestras casas.


DATOS GENERALES
Guías: José Luis Gil y Miguel Alonso.
Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso al 619 703 107
Entorno: Sierra de las Nieves.
Localidad: Benahavís, Málaga.
Itinerario: Desde el Mirador de las Tres Pérgolas a la Acequia y Angosturas del río Guadalmina.
Recorrido: Circular.
Longitud recorrido: 5,21 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 3 a 4 horas.
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: Sendero de tierra, acequia, cauce rocoso del río y charcas.
Salida de Estepona: 10.00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 10.30 horas en la gasolinera de Repsol, situada en la MA-547, entrando hacia Benahavís tras dejar la autovía A-7 en la salida 168.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): Zapatos de suela gruesa para andar por el río y el sendero, bañador, gorra, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, fruta fresca, pantalones cortos, bebidas isotónicas, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
NOTA: La mochila se deja en el coche con la comida para luego comer en el parque.

NORMA GENERAL: Para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la “Licencia Federativa para un  Día”, llamando al club antes de las 12 horas del jueves antes de la ruta.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026

                     VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF
 



  SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO EN ESTEPONA LUGAR DE CITA

  MAPA DEL RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA AL INICIO DE LA RUTA


Parte del grupo de nueve integrantes en la excursión, en el aparcamiento de la Ermita de la virgen del Rosario de Benahavís. De izquierda a derecha: Carlos de Lara, Paquita Márquez, Juan Luis Lara, Antonio Martín, Miguel Alonso y José Luis Gil.


GALERÍA FOTOGRÁFICA Y VÍDEOS
(Fotos: José Luís Gil y Miguel Alonso)


https://goo.gl/photos/N2oDei3AahhPckiXA

sábado, 12 de agosto de 2017

Recorrido lineal por las playas desde Punta Chullera en Manilva a la playa de El Cristo de Estepona

CRÓNICA: MIGUEL ALONSO

De Estepona partimos (10.17 h) en el autobús de la empresa Portillo (M-240) que finaliza en la Línea de la Concepción, desde la parada situada en el edificio Alborán de la avenida de España.


Nuestro destino era la parada de la Urbanización San Diego, situada en el kilómetro 137,5 de la Autovía del Mediterráneo A-7, en sentido Cádiz, a la altura de la urbanización Don Diego, a la que llegamos (10.48 h) y bajamos tras recorrer 18 kilómetros aproximadamente. 


Seguidamente recorrimos unos metros tomando un desvío que partía a la derecha. Al poco, tomamos otro a la izquierda siguiendo un camino, en bajada, hasta llegar a un paso inferior (túnel) que discurría bajo la carretera. Por este accedimos a una pequeña ensenada desde la que continuamos el recorrido hacia la izquierda, accediendo por una escalinata (10.59 h) que nos condujo al camino que nos llevó a la playa de Punta Chullera.


Playa La chullera

Esta playa es fina arena sílico pizarrosa que alterna con las areniscas dominantes de los roquedos. Está situada en un pequeño cabo rocoso de forma circular, en el extremo suroeste del término municipal de Manilva, límite con la provincia de Cádiz. Por su situación ha sido un lugar muy relacionado históricamente con la vigilancia de la costa; se conservan los restos de una torre de época nazarí. Allí estaba al frente el chiringuito “Sal y Sol” y a la derecha la Torre de Chullera (11.07 h) unas de las referencias del recorrido.


Recorrido paralelo a la Senda Litoral (GR 92)

Continuamos pasando por detrás del chiringuito, siguiendo una senda que transcurría paralela a la playa, con tramos de pasarelas y otros de escalinatas, ambas con unas barandillas de madera a los dos lados para más seguridad. El recorrido iba por la parte superior de las rocas dando acceso a la siguiente playa. A partir de aquí, el recorrido por las etapas 11 y 12 de la Senda Litoral (GR 92) discurría a lo largo de unos 18 kilómetros por arena y por tramos de acerados de los paseos marítimos. No hacía excesivo calor, corría un fresquito viento de levante que nos permitía andar cómodamente. Eso sí, las banderas de los puestos de los socorristas eran de color rojo, que indican la prohibición para bañarse pues había un fuerte oleaje de al menos 4 metros. 


La primera parte transcurría por la Reserva Ecológica “Playas de Manilva” y “Playas del Negro”, según rezaba en los carteles que fuimos viendo según avanzábamos. Al cabo de un kilómetro, vadeamos el Arroyo del Indiano, uno de los lugares más significativos de la ruta.


Los arenales floridos de “Botón Azul”

Llegamos a la playa de Tubalitas (11.36 h), continuando nuestra marcha siguiendo un camino señalizado con estacas de madera a ambos lados, que discurría en paralelo a la línea del mar, un poco más adentro de la playa, rodeados de una vegetación en la que destacaban los lentiscos, además de palmitos y la Amapola o Ardomidera amarilla y una especie en flor que nos sorprendió al leer, en uno de los carteles descriptivos que se trataba de la “Jasione corymbosa Poir. Ex Schult” vulgarmente Botón Azul, que florece en los meses de mayo y julio y que se había dado por extinguida hasta que fue descubierta en 2008 en la Playa del Negro de Manilva, lugar por donde la vimos en flor en amplias zonas.


El firme del sendero era más cómodo para andar que la arena de la playa, pero tenía el inconveniente de alejarnos del agua del mar. Así es que alternábamos ambos para refrescarnos y para andar con mayor comodidad y rapidez.


Continuamos el recorrido pasando por varios chiringuitos: el “Mesón Montes”, la “Garita de Juan”… desde cuyo lugar el camino tenía un firme más sólido y cuidado, incluso con pasarelas de madera a ambos lados, camino que nos iba acercando a la zona de Manilva pasando por el chiringuito de “Manilva Bich”.


Nuestra caminata discurría cruzando algunos arroyos que encontrábamos a nuestro paso y transitando por el acerado de las urbanizaciones que pasábamos: Punta Paloma, Martagima, hasta divisar a lo lejos el faro del Puerto de la Duquesa.


Hicimos una breve parada para tomarnos un refresco y en este lugar nos dejaron Inés y Paco Vera ya que decidieron acelerar el paso con el fin de llegar pronto a Estepona pues tenían el festejo de la boda de un sobrino en Monda.


A la Playa el Castillo llegamos a las 12.33 horas, teniendo que dar un pequeño rodeo y cruzar un arroyo por un bonito puente de madera que nos llevó al “Paseo Marítimo Castillo de la Duquesa.


Continuamos atravesando el pueblo por la calle San José y, al final de la calle, pudimos ver el Castillo de la Duquesa, siguiendo por un bonito paseo decorado con jardines y unos bellos bancos con azulejos que nos llevdecidimos continuar onito paseo maror la calle San Jos08, lugar por donde la vimosaó al Puerto la Duquesa (12.38 h). Dado que llevamos un buen horario, decidimos continuar.


Las barcas con los espetos de sardinas nos levantaban las ganas de comer.

Pero decidimos continuar el recorrido caminando por zonas de acerado y urbanizaciones, con la vista, al fondo, de la famosa “Torre de la Sal” a la que llegamos (14.14 h) tras cruzar otro arroyo por un puente de madera, entrando en la zona conocida como “Casares del Mar” dejando atrás el “Chiringuito de la Sal”.


Comida al pie de la “Torre de la Sal”

Al pie de la torre nos tomamos el bocadillo refugiados del sol por la sombra que nos deparaba esta antiquísima construcción (1575).


Tras el bocadilo, nos acercamos al cercano chiringuito "Bahia Beach" donde tomamos café y helados y después de un descanso, continuamos (15.50h) por las playas de Casares-Costa, entrando en un parque biosaludable, instalaciones de mobiliario urbano montadas por el Ayuntamiento de Casares para hacer ejercicios corporales en el entorno de Playa Chica. Seguimos por Brisamar y Arroyo Vaquero, pasando cerca de la famosa Peña Paloma, una roca que se yergue dentro del mar y por Costa Natura y la Playa de Guadalobón.


Fin de recorrido en playa El Cristo de Estepona

Llegando a Estepona pudimos observar que las banderas que ondeaban en los puestos de los socorristas habían cambiado de color, ahora eran de color amarillo, que indica precaución debido a marejadas o fuertes vientos.


Al fin llegamos al final de nuestra ruta en Estepona, la Playa de El Cristo (18.22 h) una pequeña cala atestada de bañistas que no podían bañarse dado el estado de la marejada reinante. Continuamos hasta el puerto de Estepona. Finalmente tuvimos que despedirnos, emprendiendo cada unos el camino a su casa.


Una bonita jornada que disfrutamos ya que el día transcurrió en buena camaradería acompañados por la meteorología que nos brindó un tiempo ideal para hacer este recorrido ya que el viento de levante nos deparaba el fresco ideal.

BILLETE AUTOBÚS ESTEPONA AL INICIO DE LA RUTA

Para evitar problemas con el billete del autobús (1,64€) el sábado día 12, ya que podrían estar completas las plazas, tendréis que comunicar vuestra asistencia a Miguel Alonso para sacaros el billete con antelación llamándole al

teléfono 619 703 107 ANTES DE LAS 12 HORAS DEL JUEVES DÍA 10. El que no lo comunique se expondrá a no tener plaza en el autobús de línea el día de la excursión.


DATOS GENERALES

Guías: Rafael Rodríguez y Miguel Alonso.

Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107

Entorno: Costa del Sol Occidental.

Localidades: Manilva, Casares y Estepona | Málaga.

Itinerario: Recorrido por las playas desde Punta Chullera (Manilva) a la playa de El Cristo (Estepona).

Recorrido: lineal.

Longitud del recorrido: 19,6 kilómetros por playas.

Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas, incluidos baños en la playa.

Dificultad: Baja.

Tipo de terreno: playas.

Salida de Estepona: En el autobús de la línea M-240, que va a la Línea de la Concepción, y que pasa por la parada de autobús de la Avenida de España número 200, delante de la sala de Bingo, a las 10.00 horas. Precio del billete 1,63 euros.

Punto de encuentro: 10.30 horas en la parada “San Diego” de Portillo, situada en el kilómetro 137,5 de la A-7.

Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): pantalones cortos, agua abundante, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.

Se recomienda: bañador, gorra, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.


NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.

INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la “Licencia Federativa para un  Día”, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 11 de agosto.

DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.

ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR número de teléfono 902 110 026

                 VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


 PARADA AUTOBÚS EN LA AVENIDA DEL CARMEN DE ESTEPONA

  Parada a la altura del número 200 de la avenida del Carmen, ante el Bingo de Estepona.


  RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA AL INICIO DE LA RUTA

   VISTA DEL RECORRIDO DESDE EL SATÉLITE

   MAPA TOPOGRÁFICO DEL RECORRIDO

   PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO


   Parte del grupo al pie de la Torre de La Sal. De izquierda a derecha: Carlos de Lara, Antonio Martín, Miguel Alonso y Paquita Márquez.

GALERÍA FOTOGRÁFICA
(Fotos: Miguel Alonso).

https://goo.gl/photos/TXE6xz7v1wRCEAob6