sábado, 27 de agosto de 2016

Ruta de ascenso, desde el Alto del Chorrillo al pico La Alcazaba en Sierra Nevada



El sábado saldremos de Estepona para afrontar los 225 kilómetros en 3 horas que nos separan de Capileira, localidad de la Alpujarra Granadina, desplazándonos  por la Autovía del Mediterráneo A-7 en sentido  Málaga. Pasada esta ciudad, continuaremos hacia Motril, donde nos desviaremos para continuar por la Autovía de la Costa Tropical (A-44) en sentido Granada.
Antes de llegar a la ciudad nazarí, nos desviaremos hacia Lanjarón y en el cruce anterior a Órgiva, tomaremos el desvío a Pampaneira por la carretera GR-421. Pasado Pampaneira, en el siguiente cruce a la izquierda, seguiremos en dirección a Capileira. Desde Estepona habremos recorrido 225 kilómetros en un tiempo de 2:55 horas según Google Maps.

La alpujarreña Capileira
Llegaremos sobre las 8 de la mañana, y después del desayuno, esperaremos ante la oficina del Servicio de Interpretación de Altas Cumbres para tomar el minibús lanzadera de las 8:30 horas que tendremos reservado y que, tras casi una hora de recorrido, nos acercará al Alto del Chorrillo.

La mejor época para ascender a este pico es en verano, por la ausencia de nieve en los recorridos más usuales, aunque siempre suele haber neveros. El tiempo suele ser estable y las temperaturas suaves.

El pico la Alcazaba
Es el tercer pico en altitud (3,369 m) dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, reconocido como Reserva de la Biosfera por la UNESCO debido a su alto valor biológico. Desde su cumbre tendremos increíbles vistas de la zona y, en días claros, incluso de las montañas del Rif en el norte de Marruecos.

Síntesis de la ruta a La Alcazaba
Desde el Alto del Chorrillo (2.690 m) nos dirigimos (9:30 h) hacia el Mulhacén (3.479 m) remontando la Loma del Tanto, hasta que la abandonaremos para continuar hacia la Laguna Hondera, en Siete Lagunas (2.895 m). Desde allí, continuaremos ascendiendo por la Loma de Culo Perro que nos llevará hasta el Peñón del Globo y finalmente a nuestra meta del día, el pico de La Alcazaba (13:00 h). Para el regreso, desde las inmediaciones de La Alcazaba descenderemos por el “colaero” hasta Siete Lagunas para alcanzar de nuevo la Laguna Hondera, donde regresaremos al Alto del Chorrillo al que llegaremos sobre las 5 de la tarde.

Acceso al inicio de la ruta
Durante los meses de julio y agosto, existe un servicio de minibuses entre la localidad alpujarreña de Capileira que, pasando por el área recreativa de la Hoya del Portillo (2.150 m), llega hasta el Alto del Chorrillo, donde iniciaremos nuestra ruta.

Descripción de la ruta
Una vez en el Alto del Chorrillo, comenzaremos la ruta sobre las 9:30 horas, teniendo a nuestro frente la loma del Tanto del Mulhacén, hacia donde inicialmente nos dirigimos, caminando por una pista en dirección al Mulhacén. En apenas 5 minutos, llegaremos al cruce con la que se dirige al Refugio del Poqueira. Aquí nos desviaremos, siguiendo el sendero que veremos a la derecha y que comienza a remontar la Loma del Tanto. Iremos subiendo la loma, a veces por la pista, que sube hasta la misma cumbre del Mulhacén, y en otros momentos tomaremos algún pequeño tramo de sendero que va recortando la pista.

Hasta aquí, el camino es el mismo para ambas montañas. Continuaremos, algunos tramos por sendero y otros por la pista hasta que, finalmente, veamos un hito que nos marca el camino, abandonando la pista para continuar hacia a Siete Lagunas (4,7 km).

El sendero va rodeando toda la vertiente sureste del Mulhacén avistando, desde nuestra posición, la conocida como “Cuerda del Resuello”, que sube desde Siete Lagunas a la cumbre del Mulhacén, donde destaca la Laguna Hondera, la más grande de todas y la única que veremos desde este lugar al acercarse el mediodía.

El circo glaciar del Mulhacén
Descenderemos siguiendo el sendero que nos lleva hasta la laguna. Aquí veremos mejor el circo glaciar formado entre el Mulhacén a la izquierda y el Peñón del Globo a la derecha. El entorno nos sorprenderá por su belleza. Continuaremos cruzando la laguna hacia la loma, remontando la “Loma de Culo Perro” en dirección al Peñón del Globo, aunque sin sendero definido.

Más arriba encontraremos la traza de un sendero y algunos hitos; la pendiente se hace bastante pronunciada. En la zona alta, ya muy cerca de la cumbre del Peñón del Globo, nos encontraremos con lajas sueltas de pizarra que nos dificultarán la marcha, hasta que alcancemos la cumbre. Desde aquí avistaremos el resto del camino hasta la cima de La Alcazaba.

Desde la cumbre del Peñón del Globo (3.289 m), tendremos una panorámica con el Mulhacén, en segundo plano y, más lejos, el Pico del Veleta destacando al fondo. También veremos muy bien la zona de Siete Lagunas, así como la gran loma y la cumbre del Mulhacén. Tras unas fotos, continuaremos el camino hacia La Alcazaba, que veremos a nuestra derecha, teniendo que atravesar algún nevero, pero sin dificultad.

Por fin llegaremos a la cumbre tras 9 kilómetros de marcha, sobre las 13:00 horas, habiendo tardado unas 3 horas y cuarto, aproximadamente, para contemplar una bella panorámica: hacia el oeste, destaca toda la cara norte entre el Mulhacén y Veleta, la laguna de la Mosca y el Pico del Veleta (3.395 m). Hacia el este, siguiendo la cordal de los “tresmiles”, donde la sierra, poco a poco, va perdiendo altura.

Regreso sobre nuestros pasos
Tras una última mirada para avistar al fondo la costa granadina, nos dirigiremos de regreso (13:30 h) al Peñón del Globo para bajar por el “colaero” a Siete Lagunas.

De nuevo cruzaremos los neveros para llegar al inicio del “colaero”, indicado por un gran hito, situado entre el Puntal de la Cornisa y el Peñón del Globo Occidental. En primer plano, veremos el Peñón del Globo Occidental, y un poco más al fondo, la cumbre del Peñón del Globo que ascendimos. Desde el inicio del paso tenemos una magnífica vista de Siete Lagunas, incluyendo la zona más alta. Aunque el “colaero” tiene una fuerte pendiente, siguiendo el sendero y teniendo un poco de cuidado, se baja sin mayor dificultad.

Una vez en Siete Lagunas, haremos un alto para comer y descansar, disfrutando del entorno. Después, continuaremos descendiendo en dirección a la laguna Hondera, andando unos metros hasta alcanzar la Cuerda del Resuello, desde donde regresaremos hacia el Alto del Chorrillo siguiendo el mismo camino que hicimos por la mañana a la ida.

Cruzaremos las lomas de la cara sureste del Mulhacén, hasta encontrarnos de nuevo con la pista en la Loma del Tanto, por la que continuaremos descendiendo hasta llegar, en torno a las seis de la tarde, al Alto del Chorrillo, donde tendremos que esperar al Minibús Lanzadera de las 18:45 horas, el último que queda por salir, que nos llevará de regreso a Capileira.

Cena y alojamiento en Capileira
Una vez en Capileira, nos dirigiremos al hotel para asearnos y cenar. Después, a la cama a descansar hasta la mañana del domingo que, después del desayuno, emprenderemos el regreso a Estepona con la satisfacción de haber transitado por Sierra Nevada para subir al tercer pico en altitud de esta espectacular sierra.

DATOS GENERALES
Guías: Enrique Castilla e Ignacio Pérez de Vargas.
Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso antes del viernes día 19 de agosto al teléfono 619 703 107
Entorno: Parque Nacional de Sierra Nevada.
Localidad: Capileira, Granada.
Itinerario: Desde el Alto del Chorrillo a la cumbre de La Alcazaba y regreso.
Recorrido: lineal.
Longitud del recorrido: 12 kilómetros.
Desnivel: 1.110 metros.
Duración aproximada de la excursión: 7 a 8 horas.
Dificultad: Media-Alta.
Tipo de terreno: pistas, senderos.
Salida de Estepona: 05:00 horas (madrugada) del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 08:00 horas en Capileira, en la oficina del Servicio de Interpretación de Altas Cumbres.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

PRECIOS SERVICIOS
El alojamiento se puede hacer a gusto de cada uno, aunque es mejor que estemos todos juntos en un mismo alojamiento.
- Hostal Moraima: 35€
- Hostal Rural Atalaya: 34 €
- Alojamientos rurales Beatriz: de 20 a 29 €
Minibús Lanzadera:
- Adultos ida y vuelta 13,0 €
- Adultos solo ida 6,5 €

RECOMENDACIONES
- Llevad calzado y ropa adecuada. Es muy importante que llevéis una suela adherente y con grosor suficiente, ya que las plantas de los pies se pueden resentir.
- No olvidar llevar algún calzado de repuesto para después de la ruta.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la Licencia Federativa de Día, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 25 de agosto.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En esta ocasión, multiplicaremos los 225 kilómetros por 2 (ida y vuelta) y el resultado de 450 lo multiplicaremos por 0,23 € el kilómetro que nos da 103,5 que dividiremos entre los ocupantes del vehículo.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR teléfono 902 110 026

                      VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


   SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO EN ESTEPONA

  RECORRIDO POR CARRETERA DESDE ESTEPONA A CAPILEIRA

VISTA SATÉLITE DEL RECORRIDO

VISTA TOPOGRÁFICA DEL RECORRIDO

PERFIL DE ALTURA



   Área recreativa de la Hoya del Portillo (2.150 m) por donde pasa el microbús lanzadera.

  Alto del Chorrillo, desde el que iniciaremos nuestra ruta.

   "Cuerda del Resuello”, que sube desde "Siete Lagunas" a la cumbre del Mulhacén.

  Caminando hacia la cumbre del Peñón del Globo Occidental.

  Glaciar del Mulhacén.

   Uno de los neveros que habremos de cruzar con facilidad.


sábado, 6 de agosto de 2016

Moraga de espetos de sardinas y pinchos de carne en la playa de la Rada, zona de la escollera, de Estepona



CRÓNICA: MIGUEL ALONSO
El pasado sábado día 6 de agosto celebramos la “VI Moraga” en la playa de la Escollera de Estepona, encuentro que aprovechamos para degustar unos riquísimos espetos de sardinas y pinchitos morunos, de cordero y pollo, además de una ensalada de tomate con ajito picado aderezada con aceite y vinagre. Todo ello acompañado por una refrescante sangría de vino tinto con frutas para rematar con un fresquito postre de sandía y melón.


Este año nos reunimos 31 participantes, entre socios y amigos, evento que se pudo realizar gracias al trabajo de un grupo de compañeras/os que trabajaron para que todo saliese perfectamente.


A las 8 de la tarde habíamos quedamos citados en el lugar del evento situado al final del paseo marítimo, en la calle Puerto Pesquero, donde se encuentran los cuartos de los pescadores. Tras pasar con los coches la barrera de entrada al puerto, nos dirigimos hacia el lugar donde teníamos reservada la patera “Almería” para efectuar la moraga.


Juan Andrés López (no pudo venir) nos había gestionado con su primo la compra de las sardinas. Ya las habían salado y José, un conocido de Juan Andrés que espetaría las sardinas, ya se había encargado de poner la leña en la patera para hacer el fuego.


Rafa y José Luis Gil trajeron las mesas y demás utensilios para montar el “campamento” junto al contenedor “Almería” en el que haríamos la moraga, lugar reservado en la Delegación de Participación Ciudadana a primeros de junio.


Mientras iban llegando los compañeros encargados de preparar la comida, descargamos y colocábamos las siete mesas plegables cerca del muro de separación con la playa, que nos sirvió de asiento.


Por otro lado, Juan Carlos Huertas preparaba el fuego con carbón vegetal para asar los pinchitos en una barbacoa que trajo.


Acondicionada la barca (contenedor metálico lleno de arena) y extendida la leña sobre un hoyo minuciosamente preparado, se prendió la candela y, mientras se iban haciendo las ascuas de la leña, que ardía lentamente, José se puso a espetar las sardinas.

Juan Carlos, Ángeles, Jesús fueron armando los pinchitos de pollo y cordero y posteriormente la ensalada de tomate.


La sangría la había preparado Roque (no pudo venir) con su simple pero exquisita fórmula: vino tinto, azúcar, fruta picadita y unos cubitos de hielo para refrescarlas. Estaba muy buena.


Mientras los compañeros que iban llegando se fueron acomodando en las mesas con sus sillas y el pretil de divisoria con la playa. La noche estaba perfecta, una tímida luna creciente, que nos vigilaba en el cielo, daba un toque perfecto.


Por fin vinieron los primeros espetos de sardinas, que apenas tocaron la bandeja y, más tarde, los pinchitos. Las sardinas eran medianas y el calor de la candela las dejó muy sabrosas.


Se fueron formando grupos entre los compañeros con sus respectivos invitados y familiares, donde se conversaba y comían los espetos junto un vaso de la sangría que quitaba el sentido.


Poco a poco, el grupo se fue disolviendo, mientras otros quedamos recogiendo y limpiando los recipientes donde habíamos puesto la comida. La candela iba languideciendo lentamente, teníamos que irnos, pero antes, como colofón, José Luis Gil preparó, con la ayuda de Rafa, unos Gin Tonic con unos cubitos de hielo.


Una vez apagado el fuego y el espacio en perfecto estado de revista, abandonamos el recinto cerca de la madrugada, tiempo límite de la autorización que nos habían dado para poner fin a una noche de camaradería y encuentro, como siempre.


Hasta el próximo evento que será el día 17 de diciembre, celebración del VI Aniversario del club con una corta ruta y la clásica comida de confraternidad entre socios y simpatizantes del club.


DATOS GENERALES
Coordinadores: Rafael Rodríguez y Miguel Alonso.
Participantes llamad a: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107
Hora y lugar de la celebración: 21:00 horas en el contenedor denominado “Almería”, situado en la parte oeste de la playa La Rada, en la zona de la Escollera del puerto pesquero de Estepona.
Aparcamiento de coches y acceso al lugar: dejad los coches en las cercanías de la Plaza de Toros. Bajad por la rampa de acceso a la playa de La Rada, situada frente a la farmacia Galdón, en la avenida del Carmen número 4, cerca del Faro Punta Doncella.
Plazo de inscripción: fecha tope el miércoles día 1 agosto ya que tenemos que saber con antelación quienes vendrán para hacer las compras.
Importe evento: será de 15 euros por persona. Los menores de 8 años, 8 euros.
Reserva de plaza: ingresando el importe de 15 euros con fecha tope el lunes día 1 de agosto en la cuenta del club en CaixaBank: S21/2100/6387/8502/0019/3338
Duración aproximada del evento: de las 21:00 hasta las 02:00 horas de la madrugada.
Se recomienda: llevar silla plegable (las mesas las pone el club) para estar cómodos, calzado apropiado al lugar y botellas de agua helada para refrescar las bebidas en los cubos.

                      VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF



  Acceso a la playa La Rada, frente a la farmacia Galdón de la Avenida de España, 4


  Mapa con las indicaciones de aparcamiento, acceso y situación del evento.


PARTICIPANTES

De izquierda a derecha, en el paseo de la Escollera: Jesús Díaz, Gisela Torandell, Rafael Rodríguez, Javier Duarte, Rosa María Martín, Marja Bolscher, Paula López, Margaret O´Connor, José María Martín, José García, Manuel Sánchez, Antonio Navas, Rosario Uceda, Juan Carlos Huertas, Puri Ruedas, Ángeles Cruz, Ana Ortiz, Antonio Martín, Ángel Serrato, Miguel Alonso, Carlos de Lara, Marisa Salgado, Guadalupe Ortiz, Ignacio Pérez de Vargas, José Luís Gil, Lola Criado, José Luís Vázquez, Pilar Villar y María Martín. No salen en la foto Elena Gallego y Pilar Pinilla.

GALERÍA FOTOGRÁFICA y VÍDEO

https://goo.gl/photos/t758ZNmNZrq3Deyw9




https://goo.gl/photos/tcc9u2ZdVxqYq9GA9

sábado, 23 de julio de 2016

Recorrido por la costa de Tarifa, desde la playa de Valdevaqueros a la de Bolonia

ANULADA POR FALTA DE INTERÉS

Texto y maquetación, MIGUEL ALONSO
De Estepona nos dirigiremos por la Autovía del Mediterráneo A-7 en dirección a Algeciras y pasada esta, seguiremos hacia Tarifa, hasta divisar, desde la carretera, una gran duna de arena llamada Punta Paloma, al fondo de la cual observaremos una zona boscosa que en su parte trasera se levanta una pared montañosa: las sierras de la Higuera y de la Plata. Al llegar al kilométrico 74, tendremos que girar a la izquierda para continuar ahora por la carretera A-2325, siguiendo la indicación de un cartel que nos anuncia a 1 kilómetro Punta Paloma. Seguiremos de frente y luego a la izquierda, donde una indicación señala “Camping Las Dunas”. Entrando por ese carril, llegaremos a la playa de Valdevaqueros y, al final, aparcaremos los coches en una zona de aparcamiento para iniciar posteriormente la ruta a pie, tras haber recorrido por carretera 87,3 kilómetros en 1:12 horas según Google Maps.

Entorno por el que caminaremos
Nos encontramos en el Parque Natural del Estrecho que abarca desde Getares, en Algeciras, hasta el Cabo de Gracia en Tarifa. Fue declarado espacio protegido en 2003, siendo este el más meridional del continente europeo.

La pedanía de Bolonia se encuentra en una pequeña ensenada del litoral suratlántico gaditano, delimitada por los cabos Paloma y Camarinal. Esta pequeña bahía está rodeada por las elevaciones de la Loma de San Bartolomé, al este, y las sierras de la Higuera y de la Plata al oeste.

Sin duda las playas de Tarifa son uno de sus principales referentes turísticos, conocidas dentro y fuera de España. En ellas encontraremos kilómetros de arena fina y dorada y aguas cristalinas; eso sí muy frías. El viento de levante, que azota esta zona de la costa de forma casi permanente, convierte esta localidad en la meca de deportes náuticos, como el surf.

La playa de Valdevaqueros es famosa por la multitud de deportes náuticos que se practican en ella, tiene una extensión de algo más de 5 kilómetros con grandes dunas de arena blanca. La más conocida es la paradisíaca playa de la Ensenada de Bolonia, de las mejores de toda la costa gaditana: casi 4 kilómetros para disfrutar de una de las pocas playas que aún se conservan en estado casi virgen. Destacan sus grandes dunas y aguas de azul muy intenso. Junto a ella se encuentra el complejo arqueológico de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia (entrada gratuita) y en gran parte de ella es común la práctica del nudismo, al igual que en la de Punta Paloma. Ambas se sitúan en pleno paraje natural, en una zona formada por varias calas de arena dorada y rocas que permiten más la intimidad.

El recorrido por la costa
Se inicia a mitad de la ensenada de Valdevaqueros, de 4.050 metros de longitud, en cuyo frente tenemos la duna del mismo nombre, que va agrandándose gracias a los vientos que soplan de levante arrastrando las arenas de la playa hacia el poniente. El recorrido lo haremos en gran parte por la costa hasta la playa de Bolonia. En total 19,2 kilómetros de poca dificultad, tan solo la de caminar por las playas, en algunos tramos de piedras grandes, y en otros por senderos cerca de la costa, siguiendo las marcas en las rocas (trazos blanco y verde) que significan sendero local.

Si el día se presenta con claridad, avistaremos la costa marroquí donde destaca el famoso promontorio del Ibi Musa (851 m) que, junto con el Peñón de Gibraltar (426 m), conforman las míticas “Columnas de Hércules”, el límite del mundo conocido por los griegos.

Comenzaremos la caminata desde el aparcamiento, a mitad de la playa, cerca de la desembocadura del arroyo El Valle que forma un gran estuario al llegar al mar, caminando hacia Punta Paloma teniendo que sortear una zona de piedras sin gran dificultad y después por zonas de playa donde podremos darnos unos chapuzones. Andados unos tres kilómetros, llegaremos a Punta Corrales, no pudiendo seguir por la orilla, por lo que tendremos que subir por un sendero al pie de un pinar, sobre un acantilado, que atraviesa campos rodeados de lentiscos.

Volveremos a bajar a la playa pasando por las llamadas “piscinas naturales”; formaciones geológicas producidas en las paredes de los acantilados. Son plataformas de abrasión en las zonas intermareales, que dan lugar a unas balsas, especie de piscinas, donde el agua está retenida y por tanto más cálida. Continuaremos el recorrido por una bella zona con rincones donde cantidad de bañistas acampan en tiendas o se tumban en tollas sobre la playa para disfrutar de unas cristalinas aguas color turquesa. Un bello entorno hasta llegar a Bolonia.

Comida y baños en la playa de Bolonia
Llegados a esta otra gran playa, pararemos para comernos los bocadillos o acercarnos al cercano Bar-Restaurante “Casa Ríos”, situado en la playa de Bolonia, en la zona conocida como El Lentiscal, donde dispondremos de una extensa carta: atún encebollado, frituras, ensaladas, pescados y carnes, bajo un techado que proporciona una buena temperatura para comer mientras tomamos un descanso.

Posteriormente, emprenderemos el regreso deshaciendo el camino que trajimos, para terminar, después de recorrer otros 8,5 kilómetros, en el punto de partida en el aparcamiento de El Lentiscal, en la playa de Valdevaqueros, donde veremos la práctica de surf, windsurf, wakeboard y las cometas sobrevolar sobre nuestras cabezas.

RECOMENDACIONES
- Llevad calzado y ropa adecuada ya que vamos a caminar por playas, algunas zonas rocosas y senderos por un pinar, por encima de la zona del mar.
- No olvidar bañador.
- Llevad calzado de repuesto para después de la playa.

DATOS GENERALES

Guías: José Antonio Quirós y Miguel Alonso.
Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107
Entorno: Parque Natural del Estrecho.
Localidades: Valdevaqueros-Bolonia en Tarifa, Cádiz.
Itinerario: recorrido desde la playa de Valdevaqueros a la de Bolonia y regreso a la de inicio en Valdevaqueros.
Recorrido: lineal.
Longitud recorrido: 17,2 kilómetros entre ida y vuelta.
Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas, dependiendo de los baños.
Dificultad: Media-Baja.
Tipo de terreno: playas, dunas y senderos.
Salida de Estepona: 8:00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 10:00 horas en el aparcamiento de El Lentiscal, situado en la playa de Valdevaqueros.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): calzado para la playa y senderos, bastones, pantalones cortos, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, bañador, gafas de sol, crema de protección solar, vaselina líquida para protegerse de la salinidad del agua del mar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la Licencia Federativa de Día llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 14 de julio.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En el caso de esta ruta, multiplicaremos por 2 (ida y vuelta) los 87,3 kilómetros que nos dan 174,6 que multiplicaremos por 0,23 euros resultando 40,158 euros que dividiremos entre los ocupantes del vehículo.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR  teléfono 902 110 026

                       VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


  EL TIEMPO EN LA PLAYA DE BOLONIA-TARIFA A 7 DÍAS


 SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO DE ESTEPONA

  RECORRIDO EN COCHE DESDE ESTEPONA A LA PLAYA DE VALDEVAQUEROS

   Iniciando la ruta, a primera horas de la mañana, caminando por la playa de Punta Paloma.

   Caminando junto a la costa bajo los acantilados.

 Sorteando una zona de piedras del recorrido por la costa.

  Por un sendero sobre el acantilado al pie de un pinar rodeados de lentiscos.

  Caminando por la zona de las piscinas naturales.

  El sendero cercano a la playa.

   Por la playa de Bolonia.

  De regreso a la playa de Valdevaqueros al fondo de la imágen.

La playa de Valdevaqueros con las cometas sobrevolando sobre el mar.

sábado, 16 de julio de 2016

Recorrido de Genalguacil al río Genal y, por su cauce, a la venta San Juan


CRÓNICA: MIGUEL ALONSO
De Estepona salimos a las ocho y veinte de la mañana un grupo de 9 compañeros distribuidos en 2 coches, dirigiéndonos a la avenida de Andalucía para desviarnos por la carretera MA-8301 hacia el puerto de Peñas Blancas (975 m).

Desde este lugar, continuamos hacia Genalguacil por la carretera MA-8302, que sigue de frente, hacia la izquierda, y que nos llevaría directamente al pueblo después de haber recorrido, desde Estepona, 41 kilómetros en unos 45 minutos. La carretera tenía un trazado de muchas curvas, por lo que debimos conducir con precaución y además, por las obras que se estaban ejecutando para asfaltar el último trazo que lleva años sin ejecutar.

Ya en Genalguacil, tuvimos que atravesar el pueblo hacia la salida del mismo, parando ante la Venta Las Cruces (10:00 h), lugar donde comenzaríamos el sendero hacia el Prado de la Escribana, junto al río Genal.

En este lugar tuvimos que esperar a que, en dos coches conducidos por Jesús Dominguez (nuevo socio) y José Antonio, regresaran de la Venta San Juan, distante unos 3,5 kilómetros, lugar donde finalizaba la ruta, a dejar uno de los coches para, al termino de la ruta, volver en ese coche a recoger el otro vehículo.

El río Genal
Sin duda, el Genal y sus afluentes es la unidad ambiental más destacada de esta etapa, tanto por la belleza de su cauce con sus vegas, meandros y sotos como por las actividades tradicionales vinculadas al río y su ribera, como son las huertas y los molinos.
El paisaje es totalmente forestal, con diversas especies arbóreas dominantes, en especial alcornoques y quejigos, pero también castaños y pinos resineros.

El bosque en galería multiespecífico tiene un papel preponderante en el fondo de un valle en forma de “uve” muy cerrado, con fuertes pendientes, en un terreno de esquistos y pizarras. Entre las especies de ribera destacan los grandes álamos y chopos, los sauces y los tarajes.

La ruta
Al fin, una vez de vuelta los compañeros, iniciamos la bajada hacia el río (11:00 h). En el arcén de la carretera había una tablilla indicativa de la dirección a seguir, el sendero de pequeño recorrido (PR-A 240) de Genalguacil a Benarrabá, dejando a nuestra derecha una pista polideportiva para después abandonar el trazado de la vereda de los Limones y del PR-A 240 y encaminarnos por la vereda de las Cañas, que se desprendía a la izquierda por una fuerte pendiente, donde otra tablilla en un poste indicaba 4.600 metros al Prado de la Escribana.

A llegar a la altura de un grupo de chaparros alineados con el sendero, descubrimos a la izquierda un carril, al cual se accedía por una angarilla. Por el margen contrario discurría el arroyo de las Cañas. El sendero acababa uniéndose al carril de acceso a la casa de las Cañas. Inmediatamente después nos unimos al carril principal, tomándolo hacia la derecha. Un poco más adelante, vadeamos por un puentecillo el arroyo de las Cañas para continuar caminando un buen trecho en llano con el río Almarchar a nuestra izquierda.

Continuamos por la pista forestal que une Benarrabá con Genalguacil, pasando junto a la entrada de la finca El Chicharal, siendo visibles unas palmeras de gran altura junto a la casa. Al poco llegamos al Prado de la Escribana y allí nos sentamos bajo la sombra de los árboles para tomarnos un tente en pie.

Recorrido por el río Genal
Es uno de los mejores referentes de belleza ribereña y valor ecológico en la provincia de Málaga que atesora una interesante diversidad de especies vegetales y animales, tanto dentro como en los alrededores de sus aguas, al mismo tiempo que conserva enclaves casi vírgenes, poco acostumbrados a la presencia humana.

Después del descanso en la Escribana, continuamos el recorrido dividiéndonos en dos grupos: la mayoría optamos por caminar por el cauce del río y otro pequeño grupo continuó por el sendero balizado correspondiente a la etapa 27 de la Gran Senda de Málaga (Benalauría - Genaguacil).

Caminábamos, a través de numerosos túneles de vegetación de ribera, uno de los alicientes de esta ruta fluvial, que nos esperaban a lo largo del camino. El agua estaba a buena temperatura y el calor era mitigado por el frescor del agua y la arboleda que nos preservaba del sol. A nuestra derecha, las pasarelas metálica por las que caminaban los compañeros que prefirieron ir por el sendero.

El paso por el río era lento ya que el cauce estaba cubierto por piedras con verdín, que nos imponían tomar mucha precaución ante posibles accidentes. Pero sí pudimos disfrutar del frescor del agua y de algún chapuzón, a la vez que del canto de los pájaros que abundaban a lo largo del recorrido.

Los compañeros que caminaban por el sendero nos contaron que el recorrido fue muy agradable, en un punto tuvieron que servirse de un cable de acero para pasar pegados a una pared rocosa, muy bien instalado, que facilitaba el paso por un corto trecho sin más protección que el cable. El sendero continuaba por varias zonas de bajada y subida, con unos peldaños confeccionados con unos palos de madera atravesados que facilitaban salvar las pendientes y que permitía bajar al río a bañarse.

Llegamos a una zona más abierta, encontrando con una vieja casa abandonada (14:00 h). Ya estábamos muy cerca de nuestro punto de destino, una chopera, la referencia de que estábamos a la altura del Camping San Juan y los restos de un antiguo molino de agua.
Al fin llegamos a la Venta San Juan (14:15 h) que se encontraba a pie de carretera y al puente, donde está la divisoria de los pueblos de Algatocín y Jubrique.

Comida en la Venta San Juan
Tuvimos que esperar a los compañeros que venían por el río ya que su caminar por el cauce les hacía ir más lentos.

Teníamos hambre por lo que, pasado un ratito, pedimos nuestro menú, pero enseguida llegaron los compañeros que hicieron la petición del suyo. En primer lugar pedimos unas jarras de cerveza para saciar la sed que traíamos. Casi todos optamos por platos combinados de pinchos de morcilla, chorizo y trozos de carne con patas fritas, Las ensaladas variadas no faltaron y finalmente cada uno pidió el postre que le apeteció: helado, flan…

Baños en "Charco Picao"
Tras un buen rato de sobremesa decidimos, tras la foto del grupo ante la fachada de la venta, irnos al río (17:00 h) a una zona situada en las inmediaciones de la venta. Una playita muy agradable, bajo la sombra de unos árboles, donde reposamos los alimentos tumbados bajo unos chopos, algunos llegamos a dormirnos, mientras otros se volvieron a introducir en el río para darse un último baño en el denominado “Charco Estrecho” o “Charco Picao”.

Después de los baños y el consabido descanso, emprendimos el regreso a Estepona.
Pasmos un bonito día disfrutando de lo lindo

DATOS GENERALES

Guías: José Antonio Quirós y Miguel Alonso.
Participantes llamad al coordinador: Miguel Alonso a su teléfono móvil 619 703 107
Entorno: Valle del río Genal (Sierra Bermeja).
Localidades: Términos de Genalguacil-Algatocín, Málaga.
Itinerario: desde Genalguacil, bajada al Prado de la Escribana y, continuando por el cauce del río o vereda junto al Genal, a la venta de San Juan.
Recorrido: lineal.
Longitud del recorrido: 8 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: De 8 a 9 horas (comida en la venta y baños incluidos).
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: camino, senderos, pasarelas y cauce del río.
Salida de Estepona: 9;00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 10:00 horas en la Venta Las Cruces, situada en la salida de Genalguacil hacia Algatocín.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, zapatos para andar por el río, bastones, pantalones cortos, agua, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, bañador, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la Licencia Federativa de Día, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 14.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En el caso de hoy multiplicaremos los 41 kilómetros por 2 (ida y vuelta) y el resultado de 82 por 0,23 nos da 18,86 euros a dividir entre los ocupantes del vehículo.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR  teléfono 902 110 026



 El grupo en el Prado de la Escribana, al comienzo del sendero junto al río Genal. De izquierda a derecha: José Antonio Quirós, Jesús Dominguez, Toñi Torrecilla, María Lozano, Juan Manuel Usero, Antonio Martín, Miguel Alonso, Francisca del Río y Francisco Quirós.

                      VERSIÓN IMPRIMILE EN FORMATO PDF

                CROQUIS DEL RECORRIDO (Manuel Manzanares)