sábado, 17 de diciembre de 2011

Recorridos por el Pinar del Rey

De Estepona salimos pasadas las 9:30 horas, tomando la autovía A-7 en sentido Cádiz para, al llegar a la salida 119, entrar en San Roque y agruparnos. Desde Estepona habíamos recorrido unos 40 km en un tiempo de media hora aproximadamente.

Una vez reunidos los siete componentes del grupo a la entrada del pueblo, donde hay una estatua de San Roque en el centro de la plaza, continuamos hacia la plaza de La Alameda de Alfonso XI para desayunarnos uno ricos churros con café en la Cervecería Cruz Blanca, frente al Teatro Juan Luis Galiardo, única sala de teatro del Campo de Gibraltar según nos comentaron.

Tras el desayuno continuamos en coche siguiendo las indicaciones que nos señalaban hacia el Pinar del Rey, situado en el 5 km de la carretera CA-9203.

Al llegar a la entrada del parque dejamos los coches para continuar el recorrido a pie por un enclave de gran diversidad biológica que cuenta con una extensión de 338 hectáreas.

A lo largo del día nos acompañó de un buen tiempo, en contra de las previsiones meteorológicas que nos pronosticaban vientos e incluso lluvia según avanzaran las horas.

Durante el paseo, el sendero estaba muy bien señalizado, observamos la progresión de pinar a bosque mixto de pino-alcornoque, pudendo disfrutar de un frondoso pinar de pino piñonero sobre un sustrato arenoso y gran cantidad de setas bajo los árboles que, incluso, algunas personas estában recolectando.
Alrededor del arroyo de la Alhaja, gracias al mayor desarrollo y riqueza del suelo, destacaba el alcornoque (quejigo andaluz).

El punto más alto de nuestro paseo fue el Cerro del Águila, con 145 metros sobre el nivel del mar, desde donde contemplamos espectaculares vistas de la costa gaditana y del estrecho, el Tajo del Pajarraco, las Cuevas de las Palomas, Los Alcornocales, los pueblos de Castellar, Los Barrios y San Roque.

Desde el Cerro del Águila, emprendimos el regreso por el mismo camino parando en una de sus áreas recreativas para comer bajo el pinar, donde unos rayos de sol se colaban entre la arboleda para calentarnos.

Al salir del parque nos dirigimos de nuevo al centro del pueblo para tomarnos unos cafés en el mismo lugar donde habíamos desayunado en la plaza de La Alameda, tras lo cual dimos por finalizado un espléndido día.


     De izquierda a derecha: Belén García, Robert Sinnock, Ágeles Tirado, Gregorio Torregrosa, Violeta Martínez, Ana Ortiz y Miguel Alonso que hace la foto.

   Hacia la fuente de la Alhaja.

   El sendero discurre junto a un arroyuelo entre una tupida arboleda.


   El entorno, de bosque mixto de pino y alcornoque.


sábado, 10 de diciembre de 2011

Recorrido desde los Quejigales al Torrecilla


El pico de la Torrecilla se encuentra en la Sierra de las Nieves, en el entorno de la Serranía de Ronda y es el más alto de la provincia de Málaga con una altitud de 1.919 metros.

Transitaremos por una zona de alta protección ambiental muy delicada, ya que en ella se regenera el pinsapar y el quejigal, por ello no debemos salirnos de las sendas.

El recorrido elegido parte del cortijo de Los Quejigales por el carril del Sabinal, situado junto a una zona de barbacoas, subiendo por la cañada del Cuerno hasta el puerto de los Pilones.

   Bosquejo de la ruta desde los Quejigales a la Torrecilla.






   Parte de los 17 participantes resguardados en la gruta que hay en la explanada del manantial.


   Ana, tras dejar atrás el nevero, por el sendero que se dirige a nuestro destino.


   En la pequeña cueva esperando que bajen de La Torrecilla el resto de compañeros.


   La imagen de la virgen de las Nieves (decapitada) en una gruta cercana al manantial de Tolox.


   Explanada al pie de la gruta, lugar ideal para descansar un rato, antes de emprender la subida.


   El manantial de Tolox, desde donde parte el sendero para subir a la cima.


   Al pie de la foto, el sendero para llegar arriba, al vértice geodésico de la Torrecilla.



jueves, 8 de diciembre de 2011

Comida aniversario del Club Los Pinsapos

La jornada transcurrió tal y como la teníamos proyectada. El tiempo se portó debidamente y nos ofreció un día soleado y fresco en el que disfrutar de una buena barbacoa muy bien acompañados.

Mientras unos se quedaron preparando la condimenta el resto hicimos un breve recorrido hacia la sierra, capitaneados por José Antonio Quirós y Robert Sinnock.

El cielo claro nos permitió ver más allá de Gibraltar y contemplar las cercanas costas africanas. A nuestro regreso al campamento base los y las Cheff tenían el condumio listo para ser deborado por 21 bocas hambrientas.

El menú era variado en cantidad y rico en calidad. Degustamos desde una olla de callos a ensaladas; verde y de pimientos asados con langostinos, pasado por unos pinchitos morunos (de cordero, pollo y ternera), pinchos de salchichas y dátiles enrrollados en Jamón, champiñones y berengenas a la brasa, tostadas con Jamón y huevo de codorniz..., todo ello regado con un selicioso vino de Ribera de Duero y refrescos. La saciedad nos impidió degustar los chorizos, morcillas y chuletas que desafortunadamente quedaron sin ser disfrutados por muchos.

Finalmente nos desplazamos a tomarnos unos cafés al Bar Restaurante La Torre cercano al parque.





   Los veintiún participantes en la comida del primer aniversario del club Los Pinsapos.


   El grupo en el recorrido por la parte alta del Parque, conducidos por José Antonio Quirós y Robert, mientras se preparaba el condumio en la zona elegida para comer cercana a la ermita.


   En una animada mesa, Maribel, Gladys, Ángeles, Margaret, José Antonio, Jaime y Gloria.


   Ana y de espaldas Ana Ortiz y Lupeal fondo, en la barbacoa, Junghans, Chema y Santiago.


   La sobremesa dio para establecer grupos charlando, mientras otros aprovechaban para tomarse un reposo bajo un soleado día en tan bonito parque.


   En el descanso, Jesús nos dio un recital de tango bajo la embobada mirada de Chema y Gladys.


   Robert no se quedó corto y entonó una canción en inglés.