sábado, 28 de mayo de 2016

Recorrido desde el Puerto de El Bujeo por el río Guadalmesí al puerto de El Palancar, Llanos del Juncal y Tajo de Las Corzas


CRÓNICA: RAFAEL RODRÍGUEZ.
Desde Estepona nos desplazamos por la Autovía del Mediterráneo A-7 (A-340) en sentido Cádiz-Algeciras tres coches y, un kilómetro antes de llegar al Hotel-Mesón de Sancho, justo en el punto kilométrico 95, en plena bajada del Puerto de El Bujeo, tomamos un desvío a la derecha que nos lleva al Área Recreativa de El Bujeo, lugar donde se nos unen Ilse, Pilar y Jesús. Aparcamos los vehículos y nos preparamos para iniciar la ruta después de recorrer 67 kilómetros en un tiempo de una hora.

El día está algo desapacible con viento fuerte, niebla y con amenaza de lluvia. Comenzamos por la pista que sale justo enfrente de los aparcamientos con un ritmo muy vivo, en dirección a los umbrios bosques de estas sierras de Algeciras y Tarifa, donde se encuentran formaciones forestales únicas con especies subtropicales, ascendiendo a la máxima cota del Campo de Gibraltar (825 m), desde donde contemplamos con dificultad, paisajes excepcionales con vistas a dos mares y dos continentes.

La pista zigzaguea paralela al curso del río Guadalmesí, que los árabes denominaban “río de las mujeres”, que nace en la cercana Sierra de la Luna hasta llegar a un cruce antes de la finca El Palancar, situada a la izquierda, desviándonos a la derecha por un sendero que se inicia a la altura de un depósito de agua, que dejamos a nuestra derecha y que atraviesa el bosque por una senda muy estrecha.

Al poco de iniciar el recorrido por el sendero, nos desviamos a la izquierda encontrándonos con la típica flora de la selva tropical: numerosas especies de helechos, alisos y quejigos entre bosques de alcornoques, acompañados por el susurro de fondo que producen las aguas de un limpio río sin contaminación.

El ascenso a través del bosque es maravilloso, el día está muy encapotado lo que da al bosque un aspecto fantasmal con la niebla presente en algunos tramos. Nos encontramos con un denso bosque de alcornoques centenarios, encinas, quejigos, laureles y alisos, con un suelo cubierto por un tupido manto de una extensa variedad de helechos, salpicado de pequeños manantiales de agua que surgen de las rocas y arroyuelos fáciles de atravesar.

En este escenario maravilloso, conocido como Bosque Nuboso o de Niebla, debido al espesor del bosque y a la humedad que produce la sombra permanente en su interior, disfrutamos contemplando rododendros silvestres, en plena floración, de tonalidades malvas que dan un colorido excepcional al marco verde de los árboles del bosque, cuya sombra y humedad permiten su crecimiento.

Avanzamos unos cientos de metros y decidimos salir del sendero para realizar otro que sugiere nuestro compañero Pepe García, no sin antes reagruparnos para hacernos la foto de grupo junto a unos rododendros.

Continuamos con el ascenso, menos pronunciado, entre helechos que nos hacen difícil seguir el sendero, hasta encontrarnos con el sendero de bajada por el que transitamos unos metros hasta la explanada donde paramos para tomar algo de fruta y reponernos del susto que nos dío una cria de jabalí a la que correteo, sin mayor trascendencia, Lobo, el perro de Marisa.

Mientras tomamos la fruta, unos ciclistas aparcen por el bosque, ante nuestra curiosidad nos indican que podemos subir por allí hasta "El Bosque Encantado" y posteriormente a la carretera que pensábamos seguir.

Decidimos explorar nuevamente este camino y la verdad, no nos arrepentimos. Lo que comenzó siendo motivo de sorna, por el nombre que le dieron al bosque, pronto se transformó en una realidad.

Los árboles se suceden a derecha e izquierda, la laurisilva, los helechos y los musgos de los troncos, todo ello unido a la niebla y lo gris del día, nos muestran un bosque de "cuento de hadas".

Tras recorrer unos dos kilometros aproximadamente, llegamos a la irtersección que nos conduce de nuevo a la carretera, donde coincidimos con otro grupo que realizaba el ascenso a las antenas.

En nuestro ascenso, vemos curiosas moles de arenisca esculpidas por el viento y la lluvia y, a ambos lados del camino, unas flores preciosas llamadas dedaleras, que buscan su refugio del azote de los vientos entre abrigos rocosos.

El viento arrecia en los lugares menos protegidos lo que hace q parte del grupo se quede en la base del pico, mientras que otros compañeros continuamos hasta las antenas y al Tajo de la Escoba o de Las Corzas, donde no podemos  disfrutar en todo su explendor de las extraordinarias vistas del Peñón de Gibraltar, la Bahía de Algeciras, las sierras aledañas y el estrecho ya que la niebla y el viento nos lo impiden.

Tiempo para algunas fotos y volver rapidamente  para librarnos del viento que azota la cumbre.

Iniciamos el descenso por el mismo camino durante un cientos de metros, desviándonos a poco tiempo a la izquierda, junto a una verja, desvio que nos ha sugerido uno de los integrantes del grupo con el que nos cruzamos. Ello nos permitite volver al "Bosque Encantado"  y contemplar alcornoques centenarios en cuyos troncos han crecido los helechos, como prueba evidente de la humedad reinante.

Tras un kilometro volvemos a la pista y al cruce por el que accedimos a ella hasta el prado donde tomamos la fruta por la mañana para parar a comer. 

Tras reponer fuerzas, continuamos el descenso hacia el río Guadalmesí, ya que el tiempo está empeorando. Alguna que otra parada para reagruparnos y hacer fotos, hasta llegar a la pista junto al río.

Iniciamos el descenso al río cuando la lluvia decide no esperar más y aparecer. Continuamos a duras penas unos cientos de metros, por un sendero peligroso y embarrado, lo que nos hace tomar la decisión de volver a la pista principal, mucho más segura.

Así lo hacemos y regresamos empapados, lo más rápido posible, hacia el lugar de aparcamiento de los coches.

De regreso a Estepona, nos dirigimos a tomar unos cafés en la Venta de Pelayo, donde coincidimos con los compañeros de Grume que también han terminado su ruta alli, aunque algunos compañeros se despistan y continuan viaje hacia Estepona.

A las siete llegamos al lugar de salida, dando por concluido este día que tan buen sabor de boca nos ha dejado y que sin duda repetiremos.
    
DATOS GENERALES

Guías: Jesus Díaz y Pilar Villar.
Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O’Connor al número de teléfono 679 768 088
Entorno del recorrido: Parque Natural de los Alcornocales.
Localidades: Algeciras-Tarifa, Cádiz.
Itinerario: El Bujeo, ribera del río Guadalmesí, puero de El Palancar, Tajo de las Corzas y Llanos del Junca.
Recorrido: Travesía lineal.
Longitud recorrido: 15 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas.
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: pista, senderos y campo a través.
Salida de Estepona: 8:30 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 9:30 horas en el Área Recreativa de El Bujeo situada en el kilómetro 95 de la carretera A-310.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la Licencia Federativa de Día, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 26 de mayo e ingresarán 4 € en la cuenta del club poniendo nombre y apellidos.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En esta salida, multiplicaremos los 63,7 kilómetros por 0,23 euros que nos resultan 14,6 euros a dividir entre los ocupantes del coche.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR  teléfono 902 110 026

                       VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF



   SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO EN ESTEPONA


   RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA AL AREA RECREATIVA EL BUJEO

  VISTA DEL RECORRIDO DESDE EL SATÉLITE

   MAPA TOPOGRÁFICO CON EL TRAZADO DE LA RUTA

   PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO

PARTICIPANTES
De izquierda a derecha con rododendros de fondo: Rafael Rodríguez, Antonio Navas, Pilar Villar, Margaret O´Connor, Paquita Naranjo, Enrique Castilla, Jesús Díaz, Antonio Martín, Pepe García de la Nava, Lucía Barriga, Marisa Salgado, José Antonio Quiros, Luís Clemente, José Luís Gil e Ilse Bullerdieck. Hace la foto Rima.

GALERÍA FOTOGRÁFICA 
(Fotos: Pilar Villar, Jesús Díaz, Luis Clemente, José Luís Gil, Enrique Castilla, Antonio Navas y Rafael Rodríguez).


sábado, 21 de mayo de 2016

Recorrido circular por la Sierra de San Bartolomé y el Monte Betis

CRÓNICA: RAFAEL RODRÍGUEZ
Desde Estepona nos desplazamos tres vehículos por la autovía A-7 en sentido Cádiz, continuando por la N-340. Pasado Tarifa, a unos 10 kilómetros, llegamos a un cruce que encontramos en el kilómetro 71, para seguir la señalización que nos indicaba, a la izquierda, hacia Bolonia por la carretera CA-8202. Ya sólo nos restaba subir un corto puerto, de unos 2 kilómetros de recorrido, que nos llevó a la venta El Tropezón, donde aparcamos los coches en las cercanías, siendo también el punto donde nos esperaban Pilar y Jesús. Desde Estepona hasta este lugar recorrimos 86,9 kilómetros en un tiempo aproximado de 1:10 horas.

Desde la venta, comenzamos la ruta por un camino asfaltado en dirección sureste, hacia el poblado denominado Betis, llegando a la zona de “Tumbas de Betis”, situadas a la izquierda de la carretera, donde vimos unas tumbas antropomorfas talladas en las rocas de arenisca datadas entre los siglos VIII y X de nuestra era.

Posteriormente seguimos por unas veredas bordeando la zona de escalada “Tajo del Buho o Canuto del Arca”, que fuimos dejando a nuestra derecha. Por este itinerario ibamos bordeando la montaña, pasando por una zona boscosa de eucaliptos que se mezclaban con los autóctonos lentiscos, palmitos y coscojas.

La ascensión fue rápida y sin mayores dificultades, con alguna que otra parada para contemplar las vistas y reagruparnos.

Continuando hacia arriba, llegamos al sector que le da el nombre popular a toda la zona, “Mosaico,” con una belleza peculiar de las placas que recuerdan a las piezas de un gigantesco puzzle. Llamaba la atención las extrañas burbujas de arcilla que la erosión ha descarnado, dejando en la pared oquedades circulares casi perfectas.

Recorrimos los salientes de las rocas para hacernos fotos con las impresionantes vistas, una maravillosa panorámica de la Ensenada de Bolonia: la Punta Camarinal al fondo, con su faro guía y la Sierra de la Plata a la derecha.

Sorteamos algunas reses que se encontraban en los alrededores y nos tomamos un descanso para la fruta y refrescarnos.

Ya en la cima (331 m), nos dirigimos hacia el sur buscando una puerta que nos daría paso a un camino en bajada conocido por el nombre de “Ruta de Ignacio Morales” que nos condujo a la falda del monte, pudiendo observar el vuelo majestuoso de los buitres leonados que anidaban en las oquedades de las rocas. 

Llegados a la zona baja nos encontramos con un bosque de pinos reales y una antigua laguna seca repleta de reses de ganado y abundane vegetación. 

En este punto decidimos cambiar la ruta atravesando el lecho de la laguna en dirección este, llegando a otra cerca que sorteamos, dandonos acceso a un campo en barbecho con ligera inclinación y que nos condujo, tras atravesar otra cerca al cortafuegos, que seguimos en dirección oeste, bordeando la espectacular mole de San Bartolomé.

Llegados a una explanada con una forma rocosa en el centro, paramos a la sombra de los pinos para comer.
 
Tras terminar, continuamos por el cortafuegos, ya divisando la pedanía de El Lentiscal. Llegamos a un cruce donde decidimos bajar a la carretera en vez de seguir sorteando cercas en dirección a los coches.

A las 14:15 horas llegamos a la venta El Tropezón, lugar desde el que iniciamos la ruta y donde dejamos aparcados los coches, tras recorrer dos kilómetros por la carretera que la une con El Lentiscal. Tiempo para refrescarnos y decidir que hacíamos.

Cinco compañeros decidieron marcharse y posteriormente dos más mientras que el resto seguimos tomando algunos refrescos mientra amainaba un poco el calor, para poder visitar las ruinas de Baelo Claudia, ciudad romana situada en la Ensenada de Bolonia, sobre un asentamiento feniciopúnico más antiguo. El estudio de sus restos arquitectónicos muestra su origen romano a finales del siglo II a.C., que lo convirtió en un importante centro económico dentro del área mediterránea, muy relacionada en el comercio con el norte de África ya que era el principal puerto marítimo que enlazaba con la ciudad de Tánger en Marruecos.

Realizada la visita al museo y las ruínas, nos acercamos a la playa caminando por una pasarela de madera que, bordeando las ruinas romanas, nos llevaría hasta las dunas por un camino con algunos puentes sobre los arroyos que descienden de la sierra, para acabar en un mirador frente a la dunas.

Algunas compañeras deciden realizar el trayecto por la playa. Tiempo para fotos y lectura de los paneles informativos sobre las especies de flora y fauna del lugar, así como de las características de la formación de esta duna, disfrutando a la vez de las vistas del Estrecho de Gibraltar y la costa magrebí al fondo, donde destacaba el Abel Mussa y el Peñón de Gibraltar, las míticas Columnas de Hércules, considerado el límite del mundo conocido por los griegos.

A la vuelta, decidimos refrescarnos y hacer el trayecto chapoteando por la orilla de la playa, dada la buena temperatura que hacía.

Al finalizar la visita nos dirigimos hasta Tarifa para ver la luna llena. Intentamos hacer el recorriodo desde los acantilados pero nos cogía un poco lejos para ir andando así que decidimos hacer el paseo junto al puerto y las murallas del castillo.

El viento de levante arreciaba y hacía que la temperatura bajara bastante,lo que combatimos con alguna que otra bebida y frutos secos. Por fín aparece la luna, hicimos las pertinentes fotos y nos marchamos hacia el pueblo a cenar.

Como la noche no invitaba a mucho, debido al frío, nos tomamos unas raciones en el "Rincon de Paco" y nos volvimos habiendo completado un estupendo día.

Ya en camino, nos detuvimos para observar el Estrecho y la Luna en el Mirador del Estrecho. A continuación reiniciamos la marcha, llegando al lugar de salida a las 01:15 horas dando por teminada está  larga jornada.

DATOS GENERALES
Guías: Roque Jesús Gómez y Rafael Rodríguez.
Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O’Connor al número de teléfono 679 768 088
Entorno: Parque Natural del Estrecho.
Localidades: Tarifa (Bolonia-Betis-Betijuelo), Cádiz.
Itinerario: recorrido por la sierra de San Bartolomé y el Monte Betis.
Recorrido: circular.
Longitud del recorrido: 12,5 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 5 a 6 horas.
Dificultad: Media.
Desnivel: 514 metros.
Tipo terreno: pista y senderos.
Salida Estepona: 8:00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 9:30 horas en la Venta El Tropezón, situada en la carretera CA-8202 antes de llegar a Bolonia.

VISITA CONJUNTO ARQUEOLÓGICO DE BAELO CLAUDIA
Del 1 de abril al 15 de junio: martes a sábados, de 9:00 a 20:30 horas. La entrada es gratuita.

NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Tienen que solicitar la Licencia Federativa de Día, llamando al club antes de las 12 horas del jueves día 19 de mayo.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En esta ocasión, multiplicaremos los 86,9 kilómetros del recorrido hasta Bolonia por 0,23 euros que, redondeando, da 20 euros. Esta cantidad se dividirá entre los ocupantes del vehículo.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR teléfono 902 110 026
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

                   VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF




   SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO EN ESTEPONA



   RECORRIDO POR CARRETERA DESDE ESTEPONA AL INICIO DE LA RUTA


  VISTA DESDE EL SATÉLITE DEL RECORRIDO

   MAPA TOPOGRÁFICO DEL RECORRIDO

  PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO

PARTICIPANTES

Con la ensenada de Bolonia al fondo: Rafael Rodríguez, Antonio Martín, Salvador Guerrero y María de Africa Morilla, Lola Criado, Roque jesús Gómez, Marisa Roldán, Rosa María Martín, Javier Duarte, Ana María de Torres, Margaret O´Connor, Pilar Villar y Jesús Díaz. No salen Pepe García de la Nava y Rima, que hace la foto.

GALERÍA FOTOGRÁFICA Y VÍDEO
(Fotos: Pilar Villar, Lola Criado, Ana María de Torres, Roque Jesús Gómez, Jesús Díaz y Rafael Rodríguez.)


sábado, 14 de mayo de 2016

Recorrido lineal por el pinsapar de Grazalema y el río Majaceite

Crónica: Rafael Rodríguez
Desde Estepona nos desplazamos en autobús por la autovía A-7, en sentido Málaga, desviándonos en San Pedro de Alcántara por la salida 172, para dirigirnos hacia Ronda por la carretera A-397. Llegados al kilómetro 11 de la carretera, paramos en la Venta El Navasillo para desayunar. Se nos une nuestra compañera Pepa que viene de Ronda y Manolo que se retraso y no subió al autobús en San Pedro, hasta este lugar habremos recorrido unos 62,5 kilómetros en un tiempo de una hora y cuarto.

Una vez desayunados, partimos hacia Grazalema por la carretera A-374 y A-372 hacia “Dehesa del Puerto y Hoyo del Pinar”, donde se encuentra el inicio de la ruta.

Una vez preparados, iniciamos el sendero que transcurre por la ladera sur de la Sierra del Pinar introduciéndonos poco a poco en el de pinsapos, abeto singular que propició la declaración de estas sierras como Reserva de la Biosfera y Parque Natural entre Benamahoma y Grazalema.

Coronamos la ladera sin mayor dificultad con unas impresionantes vistas de Grazalema y el Pico San Cristobal. Debido a que coincidimos con más grupos, decidimos seguir más adelante para no ir mezclados y llevar nuestro propio ritmo.

Llegamos hasta el Pozo de Nieve donde nos detenemos para tomar algo de fruta y bebida. Cuando llega de nuevo el otro grupo, retomamos la marcha deslizándonos por la ladera sur de la sierra con Algodonales y Zahara de la Sierra en el horizonte y con los impresionantes pinsapos a un lado y otro del sendero.

Nos adentramos poco a poco en un bosque tupido, donde la humedad está presente en cada tronco que nos cruzamos. El sendero zigzaguea entre pinsapos y quejigos sin que apenas notemos la presencia delos rayos solares. 

Más adelante, los pinsapos cederán el protagonismo a los quejigos,...llegados al Puerto del Pinar (992 m), desde el que se avista el impresionante bosque que hemos cruzado, paramos para comer frente a la Sierrra del Pinar. Sobre los tajos de la sierra, vímos alguna que otra chovas y los buitres volando en círculos.

Una vez terminamos iniciamos un pronunciado descenso en busca de la pequeña población de Benamahoma. El grupo se fracciona debido a los distintos ritmos de bajada para volver a agruparnos a la entrada de Benamahoma junto al manantial de aguas minero-medicinales.

Tras refrescarnos y agruparnos de nuevo cruzamos Benamahoma en dirección al río río Majaceite., último trano que nos queda por completar.

La ruta por el sendero del río Majaceite, es muy relajante, el sendero transcurre por un excelente bosque de galería con chopos, fresnos y olmos que unido a la cantidad de agua que lleva el río y el canto de algunas aves tales como la oropéndola, el mirlo común, la lavandera cascadeña, las currucas, el petirrojo o el potente canto del ruiseñor  hacen la marcha muy llevadera.

Desde Benamahoma, invertimos dos horas en recorrer unos 6 kilómetros, debido a las continuas paradas para fotos y a los problemas musculares de algunos compañeros, llegando a la población de El Bosque a las 19:00 h. los últimos del grupo, lugar de destino y fin de la ruta. 

Después de un merecido refresco e incluso algún que otro plato combinado, emprendemos el regreso por Villamartín y Algodonales ya que la carretera es mucho mejor, aunque el trayecto es más largo.

A las 22:00 h. llegamos al lugar de salida completando una ruta variada y un día en el que hemos disfrutado de estupendos paisajes.

DATOS GENERALES
Guías: Rosa María Martín y Rafael Rodríguez.
Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O’Connor al número de teléfono 679 768 088
Entorno: Parque Natural Sierra de Grazalema.
Localidades: Grazalema y El Bosque, Cádiz.
Itinerario: desde la “Dehesa del Puerto y Hoyo del Pinar”, por el pinsapar de Grazalema a Benamahoma y por el río Majaceite a El Bosque.
Recorrido: Lineal.
Longitud del recorrido: 18,7 kilómetros.
NORMA GENERAL: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al coordinador/a del club y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo. Solicitarán la Licencia Federativa de Día, llamando al club antes de las 12 horas del jueves antes de la ruta.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR teléfono 902 110 026

                     VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF




  SITUACIÓN DEL BAR ESTADIO EN ESTEPONA


RECORRIDO POR CARRETERA DESDE ESTEPONA AL COMIENZO DE LA RUTA

   VISTA DE LA RUTA DESDE EL SATÉLITE

   MAPA TOPOGRAFICO DE LA RUTA

   PERFIL DE ALTURAS Y LONGITUD DEL RECORRIDO

PARTICIPANTES:




























De izquierda a derecha junto al cauce del río Majaceite: Javier Duarte, Rosa María Martín, Lola Criado, Pilar Villar, Paco Vera, Inés Gil, Lucía Barriga, Margaret O´Connor, Enrique Castilla, Ana María de Torres, Jesús Díaz, Paqui Naranjo, Martine Colombu, Manuel Díaz, Isabel López, Cristobal Gil, Pepa Aguilar, Rafael Rodríguez y Marja Bolscher.

GALERÍA FOTOGRÁFICA 
(Fotos: Pilar Villar, Lola Criado, Manuel Muñoz, Enrique Castilla, Paco Vera y Rafael Rodríguez).







sábado, 7 de mayo de 2016

Recorrido circular desde Estepona al Puerto la Duquesa y Vuelta

CRÓNICA: RAFAEL RODRÍGUEZ
Desde Estepona partimos en los coches hasta la explanada del puerto donde aparcamos. Una vez preparados iniciamos la ruta dirigiéndonos hacia la Playa de El Cristo, bonita cala cercana al puerto deportivo de Estepona, donde nos esperan algunos compañeros.
 
El día amenaza lluvia por lo que la marcha es rápida, pasamos por las playas de Guadalobón e inmediatamente después por la del Hotel Elba y Costa Natura A continuación La Cala del Moral y la Playa de Arroyo Vaquero, atravesando un pequeño arroyo llegando hasta la torre vigía, entre el río Manilva y el Arroyo Camarate. Al otro lado tenemos la bahía de Casares, con los peñones de Gibraltar (426 m) y el impresionante Yebel Musa (851 m), en la costa africana; las míticas Columnas de Hércules que cita Platón en sus diálogos. En este lugar paramos para tomarnos los bocadillos bajo la sombra de la torre.

Continuamos por el paseo de tierra hasta la playa de San Luís de Sabinillas, donde volvemos de nuevo al paseo marítimo. Debido a la marcha rápida, decidimos continuar hasta el Puerto de la Duquesa, porque aún es temprano para comer. Ya en el Puerto, nos sentamos en la primera cafetería que encontramos a tomar unos refrescos.

Retomamos la ruta volviendo sobre nuestros pasos, ya un con el día más tranquilo y con algunos claros y sol, lo que aviva la marcha.

Decidimos comer en Estepona, por lo que solo realizamos algunas paradas para buscar el lugar más apropiado por donde cruzar la playa junto a la piedra de la Paloma, ya que la marea ha subido y ya no podemos pasar.

Al final del paseo marítimo de Bahía Dorada volvemos a parar y aprovechando la presencia de unos turistas, nos hacemos la foto de grupo.

El día comienza a empeorar de nuevo, por lo que aceleramos la marcha, el grupo se fracciona hasta llegar a la Playa del Moral, donde nos vemos obligados a rodear Costa Natura, debido nuevamente a la marea.

Salimos a la carretera por el Hotel El Fuerte y tras recorrer unos cientos de metros junto a la carretera, llegamos a Costa Natura.

La lluvia que amenazaba durante todo el día, no espera más y hace acto de presencia. Como ya estamos cerca de la llegada, decidimos seguir por la playa hasta los coches.

Volvemos a bajar a la playa por el paseo del Hotel Elba, la lluvia comienza a arreciar, por lo que el grupo acelera y se fracciona nuevamente.

Llegamos a la playa de Guadalobón, donde parte del grupo decide seguir por la carretera y avenida litoral, mientras que Antonio y el que escribe continuan por la playa hasta llegar a la Playa de El Cristo, donde nos reagrupamos de nuevo.

Decidimos comer en el Chiringuito Lolailo y tras los postres y cafés, ya con una tarde más apacible, volvemos a los coches y damos por terminada esta ruta, que al final acabó precipitadamente, debido a la lluvia.

DATOS GENERALES
Guías: Jesús Díaz y Rafael Rodríguez.
Participantes llamad a la coordinadora: Margaret O'Connor al teléfono 679 768 088
Entorno: Costa del Sol Occidental.
Localidades: Manilva, Casares y Estepona | Málaga.
Itinerario: recorrido por las playas de El Cristo, Estepona al Puerto de la Duquesa, Manilva).
Recorrido: lineal.
Longitud recorrido: 22,6 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas.
Dificultad: Media.
Tipo de terreno: arena de playas.
Salida de Estepona: a las 09.00 horas.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): pantalones cortos, agua abundante, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: bañador, gorra, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

IMPORTANTE: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al guía de la ruta y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo, haciéndose responsables de sí mismos firmando un impreso de compromiso.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR teléfono 902 110 026


                   VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


VISTA SATÉLITE


MAPA TOPOGRÁFICO




PERFIL DE ALTURA


PARTICIPANTES
Junto al espigón de la playa de Bahía Dorada de izquierda a derecha: Sofía Mateos, Luisa Cañizo, Pepe García, Antonio Martín, Lola Criado, Faustino Manjón, Ilse María Bullerdieck, Pepe García de la Nava, Enrique Castilla, María Martín, Lucía Barriga, Margaret O´Connor, Antonia Hernández, Jesús Díaz, Pilar Villar y Rafael Rodríguez. No aparece en la foto María José Carrillo. 

GALERÍA FOTOGRÁFICA
(Fotos: Lola Criado, Pilar Villar, Jesús Díaz, Enrique Castilla y Rafael Rodríguez)  



PELÍCULA DE LA RUTA
https://goo.gl/photos/gNC8rbzQu1QiG32PA