sábado, 29 de junio de 2013

Recorrido Genalguacil, río Genal y Venta de San Juan

Crónica: MIGUEL ALONSO

Salimos de Estepona, pasadas las 8 horas de la mañana, del lugar de cita habitual, el Bar Estadio, dirigiéndonos a la avenida de Andalucía para desviarnos por la carretera MA-8301 hacia el puerto de Peñas Blancas (975 m) tras haber recorrido unos 17 kilómetros en un tiempo aproximado de 30 minutos.

Desde este lugar continuamos el recorrido hacia Genalguacil, por la carretera que sale a la izquierda y que nos llevaría directamente al pueblo después de haber recorrido desde Estepona unos 41 kilómetros en unos 45 minutos. La carretera tenía un trazado de muchas curvas, por lo que debimos conducir con precaución.

A Genalguacil llegamos (9:25 h) parando a la entrada para contemplar las bonitas vistas del valle desde el Mirador de la Huerta. Después de tomar unas fotos, continuamos, atravesando el pueblo, hacia la carretera que conducía a Algatocín, parando ante la Venta Las Cruces, lugar donde comenzaba el sendero hacia el Prado de la Escribana, junto al Río Genal.

En este lugar esperamos a José y a José Carlos, que venían directamente desde Marbella y que se retrasaron por culpa del GPS que los condujo por un camino equivocado, teniendo que retroceder posteriormente para seguir por el camino correcto, esta vez sin hacer caso al dichoso aparato.

En la zona de las Cruces nos quedamos esperando a Miguel Pernas y a José Carlos que fueron a la Venta de San Juan, lugar donde finalizaba la ruta, a dejar un coche para al termino de la ruta volver a recoger el otro coche que dejábamos en las Cruces, punto de inicio de nuestra ruta.

La ruta
Al fin, una vez de vuelta los compañeros, iniciamos la bajada hacia el río (10:20 h). En el arcén de la carretera había una tablilla indicativa de la dirección a seguir, el sendero de pequeño recorrido (PR-A 240) de Genalguacil a Benarrabá, de unos 4,6 kilómetros de longitud.

Comenzamos la bajada, dejando a nuestra derecha una pista polideportiva para después abandonar el trazado de la vereda de los Limones y del PR-A 240 y encaminarnos por la vereda de las Cañas, que se desprendía a la izquierda por una fuerte pendiente.

Seguimos descendiendo y al llegar a la altura de un grupo de chaparros alineados con el sendero, descubrimos a la izquierda un carril, al cual se accedía por una angarilla. Por el margen contrario discurría el arroyo de las Cañas. El sendero acababa uniéndose al carril de acceso a la casa de las Cañas. Inmediatamente después nos unimos al carril principal, tomándolo hacia la derecha. Un poco más adelante vadeamos, por un puentecillo, el arroyo de las Cañas, para continuar caminando, un buen trecho en llano, con el río Almarchar a nuestra izquierda.

Al poco dejamos, en un margen del carril, la entrada a una finca para continuar por la pista forestal que une Benarrabá con Genalguacil, pasando junto a la entrada de la finca El Chicharal, siendo visibles unas palmeras de gran altura junto a la casa. Al poco llegamos al Prado de la Escribana (11:15 h) donde paramos para tomarnos unas frutas.

Recorrido por el río Genal
Es uno de los mejores referentes de belleza ribereña y valor ecológico en la provincia de Málaga que atesora una interesante diversidad de especies vegetales y animales, tanto dentro como en los alrededores de sus aguas, al mismo tiempo que conserva enclaves casi vírgenes, poco acostumbrados a la presencia humana.

Una vez en el río (11:30 h) comenzamos a caminar por el mismo cauce del Genal, a través de numerosos túneles de vegetación de ribera que nos esperaban en esta bonita y agradecida ruta acuática. El agua estaba a buena temperatura y el calor, una temperartura de 28 grados, era mitigado por el frescor del agua y la arboleda que nos preservaba del sol.

En algunos momentos pudimos caminar por la orilla, pero el sendero se perdía por la frondosidad de la vegetación que invadía el camino haciéndolo desaparecer.

El paso era lento ya que el cauce del río estaba cubierto por piedras con verdín, que nos imponían tomar mucha precaución ante posibles accidentes. Pero sí pudimos darnos unos baños de vez en cuando y disfrutar del canto de los pájaros que abundaban a lo largo del recorrido.

Al fin dimos con un sendero que nos condujo a la Venta de San Juan (15:00 h), en cuyo lugar nos esperaba Pilar, que no hizo la ruta, y que nos estaba esperando para comer.

Después de asearnos y cambiarnos de ropa, nos sentamos a comer un plato combinado de: huevos fritos con patatas, chorizo y un filetito de carne, una ensalada, vino, cervezas y finalmente un rico postre.

Después de la comida nos fuimos al río, en una zona situada en las inmediaciones de la venta, una playita muy agradable, bajo la sombra de unos chopos, donde reposamos los alimentos. Después de unos baños y el consabido descanso, emprendimos el regreso (17:30 h) a nuestros destinos habiendo disfrutado de un precioso día.



   RECORRIDO A SEGUIR EN COCHE HASTA GENALGUACIL



   Recorrido por carretera, 41 kilómetros aproximadamente, desde Estepona a Genalguacil.

   PARTICIPANTES

   El grupo de participantes ante la Venta de San Juan, de izquierda a derecha: José Carlos Rivas, José Castillo, Pilar Arangüena, Miguel Alonso, José Luis Jiménez, Andrea Michalowiez y Miguel Pernas.


  

VISTA SATÉLITE DEL RECORRIDO


MAPA TOPOGRÁFICO.


PERFIL DE ALTURA.

PROCESADOR DE TRAYECTO


GALERÍA FOTOGRÁFICA
Fotos: Miguel Alonso



  




sábado, 22 de junio de 2013

Circular Sierra de la Utrera

CRONICA: RAFAEL RODRIGUEZ


Salimos del lugar habitual, Bar Estadio, a las 9:00 horas, dirigiéndonos por la autovía A-7 en sentido Algeciras. En San Luis de Sabinillas nos desviamos en dirección a Manilva por la carretera A-377 hasta llegar al kilómetro 7, aproximadamente, donde seguimos a la derecha, a la altura de un Parque Eólico, por un camino que conduce al paraje denominado “Los Llanos”, a los pies de la Sierra de la Utrera. 

Una vez aparcados los coches, antes de llegar a las viviendas de Los Llanos, retrocedimos a pie por el mismo camino de entrada y seguimos por la carretera dirección Casares 1 kilómetro aproximadamente, para tomar un cruce a la derecha. Descendemos siguiendo la línea de alta tensión en dirección noreste atravesando varias cercas para el ganado y dejando la Sierra de la Utrera a nuestra derecha, hasta llegar a una pista en buen estado que nos llevará a la lleguada, junto al río Manilva.

Seguimos el recorrido hasta cruzar el río Manilva. A partir de aquí el camino se estrecha y se dificulta considerablemente, ya que transcurre paralelo al cauce, por lo que hay que salvar algunos desniveles. Tras descender unos dos kilómetros  llegamos hasta unos eucaliptos  donde hacemos una breve parada para refrescarnos y tomar algo de alimento.

El último tramo lo hacemos sin mayor dificultad hasta llegar a los "Baños romanos, de aguas sulfurosas, de la Hedionda", momento que aprovechan algunos compañeros para darse un chapuzón, mientras que otros reponen fuerzas a la sombra de un algarrobo para el tramo final.

Continuamos el camino hasta adentrarnos en el interior del denominado "Canuto de la Utrera".

El camino se inica con una subida suave y bien delimitada hasta llegar al centro del canuto donde hay algunos tramos más técnicos entre las piedras. Algunas paradas para realizar fotos y refrescarnos hasta llegar a la zona más abierta donde encontraremos los restos de unas instalaciones utilizadas en los años 70 para prospecciones petrolíferas.

Homenaje a Cristina Martínez
Al terminar la subida, llegamos a un pequeño nacimiento con abundante vegetación, donde realizamos, conjuntamente con los compañeros de GRUME, un pequeño acto en recuerdo de Cristina Martínez, mujer de nuestro compañero Javier Duarte, fallecida hace dos años.

Se inagura un monolito levantado en su recuerdo con una placa en su memoria, acto que finalizó con la entrega de un álbum de fotos de Cristina y unas palabras pronunciadas por parte de Antonio Muñoz y Pepe García alusivas a nuestra desaparecida compañera.

Después de la foto de grupo, algunos compañeros se quedaron a comer junto al nacimiento, mientras que otros nos dirigimos a los coches y comimos en la venta La Molienda.


A las 17:45 horas regresamos al lugar de salida dando por finalizada esta emotiva jornada.

CÓMO LLEGAR



MAPA SATÉLITE



MAPA TOPOGRÁFICO



PERFIL DE LA RUTA



PROCESAR DE TRAYECTO




PARTICIPANTES

De izquierda a derecha: Rafael Rodríguez, Martín Vallejo, Sofía Mateos, (monolito y placa) Robert Sinnock, Pepe García, Andrea Michalowiez, Charo Azuaga, Francisco García, María Jesús Piñero, Chema Martín, Inmaculada Jurado, Javier Puche, Pepi García, Javier Duarte. Faltán Ángeles Tirado y Roque Gómez.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

jueves, 20 de junio de 2013

¡¡ FELICIDADES CAMPEÓN !!

El pasado jueves día 20, nos reunimos un grupo de compañeras/os del club en la cafetería Ophira de Estepona para merendar con Chema. Le preparamos una pequeña sorpresa con motivo de haber realizado el Camino de Santiago en bicicleta.

Todo estaba listo, cuando apareció sin que nos diésemos cuenta, así que la sorpresa nos la llevamos nosotros. Superado el desconcierto inicial, tanto de él, como de nosotros, le explicamos que íbamos a merendar y que compartiese las experiencias del viaje con todos.

Una vez se incorporaron los compañeros que faltaban, sacamos la tarta, las serpentinas y le hicimos entrega de un maillot grabado expresamente con las palabras que inician está entrada. Apagó una vela simbólica y tras limpiar la tarta de papelitos, los encargados de la fanfarria no apuntaron excesivamente bien..., pudimos degustarla con unos cafés e infusiones.

Fotos, charla y cava al que nos invitó el homenajeado, completaron la velada, un rato muy agradable en compañía de amigos.

Estas son las fotos y un pequeño vídeo de la celebración.

VÍDEO CELEBRACIÓN 



GALERÍA FOTOGRÁFICA
Fotos: Inmaculada Jurado y Rafa Rodríguez




sábado, 15 de junio de 2013

Recorrido Jimena de la Frontera, Mirador de las Asomadillas y río Hozgarganta

Crónica: RAFAEL RODRÍGUEZ

Salimos desde el lugar habitual, Bar Estadio, frente al campo de futbol San Fernando, diecisiete compañeras y compañeros en dirección a Algeciras desviándonos en la salida 130 en sentido Guadiaro-Castellar de la Frontera-Sotogrande, cogiendo seguidamente la dirección a Jimena de la Frontera a donde llegamos después de recorrer unos 55 kilómetros en un tiempo de una hora aproximadamente.

Aparcamos los coches en un parque público, justo a la entrada del pueblo, en donde se nos unió Andrea,una compañera del club GRUME.

Comenzamos el recorrido atravesando las peculiares y empinadas calles, hasta salir del pueblo en dirección al Camping de Los Alcornocales. Una vez que cruzamos este, llegamos a la calle Fuente Nueva, intersección con la carretera CA-8201 (Jimena de la Frontera -Puerto Galis), donde iniciamos el sendero ascendiendo por una calzada, la Vereda de Ubrique, antiguo camino empedrado que conducía a Sevilla.

La subida no era muy pronunciada, pero si dificultosa por lo agreste del terreno en algunos tramos. Caminamos entre olivos, acebuches y matorrales con unas espléndidas vistas de Jimena a nuestras espaldas.

Al poco comienza a hacer calor, por lo que nos tenemos que detener en alguna ocasión para reagruparnos y tomar algo de líquido.

Tras una subida de dos kilómetros aproximadamente, llegamos a la intersección de otro sendero que continúa en descenso por la derecha. Nosotros continuamos, tras superar dos verjas de ganado, por el cortafuegos en ascenso hasta un mirador con paneles informativos sobre la flora del lugar.

A partir de aquí vamos descendiendo suavemente por unas pista forestal en buen estado y a la sombra de los pinos.

Pronto llegamos al Mirador de las Asomadillas con vistas espectaculares de 360 grados al valle del río Hoz Garganta, Jimena, el Peñón de Gibraltar y el pico Yebel Musa en la costa magrebí, momento que aprovechamos para hacer la foto ritual del grupo.
Desde este punto iniciamos el descenso hasta la carretera, que cruzamos, para seguir descendiendo hasta el río. Era un tramo un poco dificultoso pero muy corto y que superamos sin mayores dificultades.

Pasamos una verja y ya estábamos en las primeras pozas del río. Son las doce y media por lo que decidimos darnos un chapuzón y tomar algo de alimento antes de continuar.

Entre cantos rodados cruzamos el río por una pasada que conduce hasta la vereda de La Maestranza, que discurre aguas abajo, paralela en su margen derecha. El sendero se encontrába en algunos tramos excavado en la arenisca, lo que denotaba el trasiego que tuvo este camino en tiempos no muy lejanos. A veces pedregoso a veces entre la vegetación, vamos descendiendo en dirección sur. 

La ruta continuaba paralela al río salpicada de impresionantes recodos de lajas y vegetación con algunas playas y pozas fluviales donde reposa tranquilamente el ganado.

Llegamos al antiguo molino de la Chica y tras cruzar de nuevo el río iniciamos el ascenso hasta un cruce.

Eran las dos de la tarde y  en este punto, el grupo se divide entre los que deciden marcharse y dar por finalizada la ruta, once compañeras/os, debido a las obligaciones personales y el calor que no nos da tregua y siete que decidimos continuar la ruta programada hasta finalizarla.

Descendimos un corto tramo por un camino en buen estado llegando a otra de las pozas del río en donde decidimos refrescamos y comer tranquilamente.

A las cuatro y media seguimos por la margen izquierda un sendero zigzagueante junto a unas casas y campos de labor, a veces por tierra, a veces entre las rocas desgajadas de las lajas próximas hasta enlazar con un camino que da acceso a las fincas.

Rincones y pozas más variadas y profundas invitaron a algunos compañeros a nuevo chapuzón y sobrellevar el calor que nos sigue.

Tras recorrer un kilómetro aproximadamente, llegamos al cruce de la Vereda Encubierta, que conducía en ascenso al Risco y al Castillo y por la izquierda, paralela al río, a la antigua calzada romana y a la fábrica de Artillería.
Decidimos tomar este último, más largo, para visitar las ruinas de la fábrica y el Cao donde se tomaba el agua para los hornos de fundido del mineral.

El camino era llano, pero al descubierto, con un sol de justicia, por lo que se nos hizo bastante pesado, más si cabe, al haber acabado con las reservas de agua.

A las cinco y media, después de abandonar la pista de tierra, llegamos a las primeras casas del pueblo por una carretera, que en ascenso, recorría unos dos kilómetros hasta llegar al primer bar que encontramos cerca del aparcamiento de los coches, el Restaurante Cuenca con aire acondicionado.

Nos refrescamos e ingerimos el líquido que echábamos tanto en falta. Un rato de relax y conversación agradable antes de partir de regreso hacia Estepona, donde dimos por finalizado este día tan caluroso e intenso a las 19:30 horas.

VISTA SATÉLITE



MAPA TOPOGRÁFICO





PERFIL DE LA RUTA



PROCESADOR DE TRAYECTO


PARTICIPANTES


De izquierda a derecha y de abajo a arriba: Rafa Rodríguez, Roque Jesús Gómez, Miguel Pernas, Miguel Alonso, Javier Duarte, Andrea Michalowiez, José López, Ana Ortiz, Inmaculada Martín, Pura Ruedas, Inmaculada Jurado, Margaret O´Connor, María Dolores García, Gabriel Guerrero, José Luis Jiménez, Ignacio Pérez de Vargas y Sofía Mateos.

GALERÍA FOTOGRÁFICA
(Fotos Inmaculada Jurado, Jose Jesús López, Pura Ruedas, Miguel Alonso y Rafa Rodríguez)

sábado, 8 de junio de 2013

Recorrido río Majaceite, Benamahoma-El Bosque-Benamahoma

CRÓNICA: Rafael Rodríguez

Salimos del lugar habitual, Bar Estadio a las 08:20 h. en dirección a San Pedro de Alcántara donde tomamos el desvío hacia Ronda. Una vez en Ronda tomamos dirección Sevilla hasta encontrar el cruce de Grazalema.

Tras recorrer veinticinco kilómetros llegamos a Grazalema. El gps de Ignacio decidió que no continuásemos sin conocer este bello pueblo de la serranía y nos guió durante unos minutos a través de sus empinadas y laberínticas calles hasta desembocar de nuevo en la carretera que nos conduciría a Benamahoma.El tiempo empeoraba por momentos e incluso comenzó a llover en el último tramo.

A las 10:30 h. aproximadamente, llegamos a Benamahoma y nos dirigimos hacia la parte baja del pueblo por la calle Cuesta de la Venta, junto a la Venta el Bujío, donde dejamos aparcados los coches.

Antes de comenzar desayunamos en una bar cercano, La Tasquita del Majaceite, donde Margaret nos invito por la celebración de su cumpleaños.

El sendero señalizado se inicia junto al aparcamiento y es sin duda, uno de los senderos más practicados del parque natural, nos pasamos la mañana y parte de la tarde saludando a otros senderistas. La facilidad de su recorrido y el hermoso paraje que atravesamos lo hacen idóneo para estas fechas. Las dos poblaciones que une, Benamahoma y El Bosque, son otro atractivo añadido. En ambas, podemos disfrutar de sus calles y caseríos serranos enclavados en un paisaje rebosante de naturaleza y con una oferta de restauración y alojamiento que nos permitirá prolongar la jornada y nos animará a volver para seguir conociendo sus excelencias.

El recorrido se inicia con un pequeño puente que cruza el Rio del Bosque para adentrarnos de inmediato en un excelente bosque de galería con chopos, fresnos y olmos, donde pudimos oír a gran cantidad de aves.

Más adelante la senda transcurre por el interior de un pequeño cañón, muy rico en vegetación. El camino continúa en descenso suave por la ladera izquierda del río, a veces por la derecha tras cruzar varios pequeños puentes que hay en el recorrido. Prácticamente no tiene pendiente, pero debido a la humedad, en algunos tramos, la roca caliza se hace escurridiza y hay que caminar con cuidado. 

Se trata de un recorrido ornitológico importante, pero debido a lo transitado que está, no pudimos ver muchos pájaros aunque si disfrutar de su canto durante todo el trayecto: la oropéndola, en primavera y verano; el mirlo común, la lavandera cascadeña, las currucas, el petirrojo o el potente canto del ruiseñor durante todo el año. 

En el recorrido también pudimos observar los intentos de aprovechar el curso de agua para generar energía: restos de molinos y la antigua central "Eléctrica de la Sierra".

El camino llega a las inmediaciones de El Bosque. Se abre el paisaje y transita cercano a los campos de cultivo próximos. El sendero se hace totalmente llano y cargado de vegetación.

Pasamos junto a la piscifactoría y algunas represas donde se desvía el agua para los molinos del pueblo,llegando a las afueras de El Bosque a las 13:00 h.

Nos dirigimos hacia el Molino de Abajo, siguiendo por una calzada asfaltada y dejando la Plaza de Toros cubierta a nuestra izquierda.

Nos recibe Fran, quien muy amablemente nos describe la situación actual del molino que vamos a visitar. En el interior podemos ver en funcionamiento la piedra de moler y la fabricación de la harina. Distintos utensilios y maquinarias que han ido recuperando para el conocimiento y patrimonio cultural de la localidad, la panadería y distintas salas con aperos y útiles de labranza, completan la visita.

Para terminar, una degustación del pan fabricado horas antes y de productos de la tierra, morcilla,  quesos de oveja y cabra y vino. En este momento aprovechamos para que Margaret apagase las velas-mechero en este caso, y le cantamos “cumpleaños feliz” brindando con el vino que nos ofrecen. Una visita muy agradable e instructiva.

Tras terminar las compras, nos dirigimos de nuevo al sendero y decidimos comer en uno de los vados del río, en vez de en un restaurante.

Retomamos el camino de vuelta, llegando al cruce del Jardín Botánico a las 16:00 h., por lo que continuamos sin poder visitarlo, ya que no abren hasta las 17: 00 h.

Ascendemos lentamente por el sendero con algunas paradas esporádicas, para aprovechar los recodos y remansos del río para hacernos fotos.

Llegamos de nuevo al aparcamiento a las 17:00 h. Dejamos las mochilas y nos refrescarnos un poco para dirigimos  al Museo del Agua que se encuentra próximo río arriba.

Tampoco pudimos visitarlo ya que solo tiene horario de mañana por lo que volvimos a los coches e iniciamos la vuelta hacia Estepona, de nuevo con lluvia en algunos tramos del trayecto hasta Ronda.

Un día que comenzó y acabo con lluvia, pero que supimos aprovechar al máximo.

COMO LLEGAR:


Ver mapa más grande

VISTA SATÉLITE DE LA RUTA


MAPA TOPOGRÁFICO


PERFIL DE ALTURA

PROCESADOR DE TRAYECTO



PARTICIPANTES


De Izquierda a Derecha: Margaret O´Connor, Rafa Rodríguez, María Fernández, Inmaculada Martín, Miguel Pernas, Puri Ruedas, Miguel Alonso, Ignacio Pérez de Vargas, Juan Manuel Usero María Lozano y Javier Duarte.

GALERÍA FOTOGRÁFICA (Fotos : Miguel Alonso, Pura Ruedas y Rafa Rodríguez)