sábado, 17 de diciembre de 2011

Recorridos por el Pinar del Rey

De Estepona salimos pasadas las 9:30 horas, tomando la autovía A-7 en sentido Cádiz para, al llegar a la salida 119, entrar en San Roque y agruparnos. Desde Estepona habíamos recorrido unos 40 km en un tiempo de media hora aproximadamente.

Una vez reunidos los siete componentes del grupo a la entrada del pueblo, donde hay una estatua de San Roque en el centro de la plaza, continuamos hacia la plaza de La Alameda de Alfonso XI para desayunarnos uno ricos churros con café en la Cervecería Cruz Blanca, frente al Teatro Juan Luis Galiardo, única sala de teatro del Campo de Gibraltar según nos comentaron.

Tras el desayuno continuamos en coche siguiendo las indicaciones que nos señalaban hacia el Pinar del Rey, situado en el 5 km de la carretera CA-9203.

Al llegar a la entrada del parque dejamos los coches para continuar el recorrido a pie por un enclave de gran diversidad biológica que cuenta con una extensión de 338 hectáreas.

A lo largo del día nos acompañó de un buen tiempo, en contra de las previsiones meteorológicas que nos pronosticaban vientos e incluso lluvia según avanzaran las horas.

Durante el paseo, el sendero estaba muy bien señalizado, observamos la progresión de pinar a bosque mixto de pino-alcornoque, pudendo disfrutar de un frondoso pinar de pino piñonero sobre un sustrato arenoso y gran cantidad de setas bajo los árboles que, incluso, algunas personas estában recolectando.
Alrededor del arroyo de la Alhaja, gracias al mayor desarrollo y riqueza del suelo, destacaba el alcornoque (quejigo andaluz).

El punto más alto de nuestro paseo fue el Cerro del Águila, con 145 metros sobre el nivel del mar, desde donde contemplamos espectaculares vistas de la costa gaditana y del estrecho, el Tajo del Pajarraco, las Cuevas de las Palomas, Los Alcornocales, los pueblos de Castellar, Los Barrios y San Roque.

Desde el Cerro del Águila, emprendimos el regreso por el mismo camino parando en una de sus áreas recreativas para comer bajo el pinar, donde unos rayos de sol se colaban entre la arboleda para calentarnos.

Al salir del parque nos dirigimos de nuevo al centro del pueblo para tomarnos unos cafés en el mismo lugar donde habíamos desayunado en la plaza de La Alameda, tras lo cual dimos por finalizado un espléndido día.


     De izquierda a derecha: Belén García, Robert Sinnock, Ágeles Tirado, Gregorio Torregrosa, Violeta Martínez, Ana Ortiz y Miguel Alonso que hace la foto.

   Hacia la fuente de la Alhaja.

   El sendero discurre junto a un arroyuelo entre una tupida arboleda.


   El entorno, de bosque mixto de pino y alcornoque.


sábado, 10 de diciembre de 2011

Recorrido desde los Quejigales al Torrecilla


El pico de la Torrecilla se encuentra en la Sierra de las Nieves, en el entorno de la Serranía de Ronda y es el más alto de la provincia de Málaga con una altitud de 1.919 metros.

Transitaremos por una zona de alta protección ambiental muy delicada, ya que en ella se regenera el pinsapar y el quejigal, por ello no debemos salirnos de las sendas.

El recorrido elegido parte del cortijo de Los Quejigales por el carril del Sabinal, situado junto a una zona de barbacoas, subiendo por la cañada del Cuerno hasta el puerto de los Pilones.

   Bosquejo de la ruta desde los Quejigales a la Torrecilla.






   Parte de los 17 participantes resguardados en la gruta que hay en la explanada del manantial.


   Ana, tras dejar atrás el nevero, por el sendero que se dirige a nuestro destino.


   En la pequeña cueva esperando que bajen de La Torrecilla el resto de compañeros.


   La imagen de la virgen de las Nieves (decapitada) en una gruta cercana al manantial de Tolox.


   Explanada al pie de la gruta, lugar ideal para descansar un rato, antes de emprender la subida.


   El manantial de Tolox, desde donde parte el sendero para subir a la cima.


   Al pie de la foto, el sendero para llegar arriba, al vértice geodésico de la Torrecilla.



jueves, 8 de diciembre de 2011

Comida aniversario del Club Los Pinsapos

La jornada transcurrió tal y como la teníamos proyectada. El tiempo se portó debidamente y nos ofreció un día soleado y fresco en el que disfrutar de una buena barbacoa muy bien acompañados.

Mientras unos se quedaron preparando la condimenta el resto hicimos un breve recorrido hacia la sierra, capitaneados por José Antonio Quirós y Robert Sinnock.

El cielo claro nos permitió ver más allá de Gibraltar y contemplar las cercanas costas africanas. A nuestro regreso al campamento base los y las Cheff tenían el condumio listo para ser deborado por 21 bocas hambrientas.

El menú era variado en cantidad y rico en calidad. Degustamos desde una olla de callos a ensaladas; verde y de pimientos asados con langostinos, pasado por unos pinchitos morunos (de cordero, pollo y ternera), pinchos de salchichas y dátiles enrrollados en Jamón, champiñones y berengenas a la brasa, tostadas con Jamón y huevo de codorniz..., todo ello regado con un selicioso vino de Ribera de Duero y refrescos. La saciedad nos impidió degustar los chorizos, morcillas y chuletas que desafortunadamente quedaron sin ser disfrutados por muchos.

Finalmente nos desplazamos a tomarnos unos cafés al Bar Restaurante La Torre cercano al parque.





   Los veintiún participantes en la comida del primer aniversario del club Los Pinsapos.


   El grupo en el recorrido por la parte alta del Parque, conducidos por José Antonio Quirós y Robert, mientras se preparaba el condumio en la zona elegida para comer cercana a la ermita.


   En una animada mesa, Maribel, Gladys, Ángeles, Margaret, José Antonio, Jaime y Gloria.


   Ana y de espaldas Ana Ortiz y Lupeal fondo, en la barbacoa, Junghans, Chema y Santiago.


   La sobremesa dio para establecer grupos charlando, mientras otros aprovechaban para tomarse un reposo bajo un soleado día en tan bonito parque.


   En el descanso, Jesús nos dio un recital de tango bajo la embobada mirada de Chema y Gladys.


   Robert no se quedó corto y entonó una canción en inglés.




domingo, 10 de abril de 2011

Travesía desde el Puerto del Bujéo al río de La Miel

Desde Estepona nos desplazaremos por la A-7 en sentido Cádiz-Algeciras hasta llegar, pasado el Puerto del Bujeo, al punto kilométrico 95 donde se encuentra en un desvío a la derecha el Área Recreativa del Bujeo, lugar con espacio para dejar el vehículo. Desde este lugar iniciaremos la ruta que transcurre en dirección a la sierra por una pista forestal que recorre la ladera izquierda del valle del río Guadalmesí.

Esta excursión transcurre por los umbríos bosques de las sierras de Algeciras y Tarifa, donde se encuentran formaciones forestales únicas con bosques de nieblas y especies subtropicales. Ascenderemos a la máxima cota del Campo de Gibraltar (825 m), desde donde contemplaremos paisajes excepcionales con vistas a dos mares y dos continentes.

Al poco de iniciar el recorrido, andaremos junto al río Guadalmesí, que los árabes denominaba “río de las mujeres”, encontrándonos con la típica flora de la selva tropical: numerosas especies de helechos, alisos y quejigos entre bosques de alcornoques, acompañados por el susurro de fondo que producen las aguas de un limpio río sin contaminación.

Después de haber subido al Tajo de las Corzas y habernos deleitado con sus vistas, entraremos en los Llanos de Juncal, lugar donde su arboleda de pinos negrales y alcornoques está totalmente deformada por la acción del viento de levante. Algunos alcornoques llegan a crecer horizontalmente al suelo, mostrándonos así el poder de este viento.

A medida que vayamos caminando, iremos introduciéndonos en un extraño quejigal, la mejor representación del bosque de niebla, característico de esta zona, que constituye una de las mayores manchas forestales de la Península Ibérica. La caída de las hojas en invierno que deja a los árboles completamente desnudos, junto a las frecuentes nieblas que caen en esta zona, dan al bosque un aspecto fantasmágórico propio de los bosques septentrionales y parecido a los que nos muestra la película Sleepy Hollow de Tim Burton.

Nuestro próximo objetivo será el río de la Miel, zona por la que transitaremos por un impresionante bosque de galería donde el frescor invade todo. Maravilla ecológica para nuestros sentidos. Distintas pozas, con sus cascadas, nos acompañarán a lo largo del recorrido. Visitaremos el Molino del Águila, nos refrescaremos en la Fuente de las niñas y pasaremos por un puente que fué construído para el paso de viandantes y caballos en la ruta que comunicaba Algeciras con Medina Sidonia. Cercano al puente encontraremos el Molino de Escalona que aún están en activo.

Cruzado el puente tomaremos el camino que nos llevará al lugar donde finaliza la excursión, en la barriada algecireña de El Cobre, donde habremos dejado un coche a la ida, para desplazarse los conductores a recoger los vehículos en el lugar de inicio de la excursión.





sábado, 9 de abril de 2011

Recorrido y comida en los Reales de Sierra Bermeja

Saliendo de Estepona tomaremos la carretera MA-8301 que parte desde la avenida de Andalucía hacia el pueblo serrano de Jubrique, llegando al puerto de Peñas Blancas (1.010 m), situado en el punto kilómétrico 14,300, tras haber recorrido unos 17 km en un tiempo aproximado de 30 minutos, donde se nos incorporarán los compañeros que vengan de Málaga.

Una vez agrupados, subiremos en coche por una estrecha carretera de montaña que sale a la izquierda, y tras pasar por una barrera que está siempre abierta, a excepción de cuando cae mucha nieve, recorreremos en ascenso unos 4,5 kilómetros hasta llegar a una explanada, que sirve de aparcamiento, en donde se encuentra el Refugio de Sierra Bermeja Agustín Lozano.

El Paraje Natural Los Reales de Sierra Bermeja tiene una superficie de 1.236 hectáreas y comprende parte de los municipios malagueños de Casares, Estepona y Genalguacil. Este lugar es de elevado interés en cuanto a su flora, existiendo muchas especies endémicas entre las que destaca el Pinsapo (Abies pinsapo) así como el pino marítimo, enebro, alcornoque y coscoja.

De la fauna cabe reseñar la presencia de rapaces como Águila Real, Halcón Peregrino y el Búho Real. Como nidificantes se encuentran las Águilas Perdicera y Calzada.

El Paraje también tiene un interés geológico-petrológico, constituyendo, junto con una parte de la Sierra de Las Nieves, el enclave más significativo para la observación de las rocas intrusivas ultrabásicas; la Peridotítica, la roca rojiza de  Los Reales, uno de los mayores afloramientos del mundo de estas rocas. Su particular geoquímica contribuye decisivamente al mantenimiento del pinsapar.

Mientras un grupo de voluntarios preparan la comida, el resto haremos un recorrido por las diferentes zonas que rodean al refugio; Paseo de los Pinsapos, auténtico bosque de esta especie endémica de coníferas, únicas en este entorno de Sierra Bermeja; subida hacia los repetidores de televisión en el Pico de Los Reales, con 1.450 metros de altitud sobre el nivel del mar, el punto más alto de esta sierra; o visitar los miradores con vistas hacia las costas malagueña y gaditana. Si el día es claro de poniente, podremos observar la cordillera del Atlas en Marruecos.

A la hora de la comida regresaremos al Área Recreativa, junto al refugio, donde nos dispondremos a degustar unos pinchos de chorizo y morcilla y el arroz a la paella, que  nos tendrán preparados nuestros compañeros Chema y Miguel, acompañados de ensalada y sangría para finalizar con un postre. 



sábado, 26 de febrero de 2011

Subida a los Riscos de Cartajima y Júzcar

Desde Estepona nos desplazaremos por la autovía A-7 en sentido Málaga desviándonos en San Pedro de Alcántara por la salida 172, para dirigirnos hacia Ronda por la A-397. En el kilómetro 13 de la carretera pararemos en la venta el Navasillo para desayunar y reagruparnos con los compañeros que vengan de otros lugares. Posteriormente nos dirigiremos a Cartajima habiendo recorrido desde Estepona hasta Cartajima unos 62 kilómetros en algo más de una hora y desde Málaga 112 en un tiempo de una hora y media, aproximadamente.

Después del desayuno nos dirigiremos a Cartajima, aparcando los coches a la entrada del pueblo, cerca del cementerio, para continuar por la calle Nueva recorriendo sus blanqueadas calles. Nos sorprenderán las numerosas fachadas del siglo XVIII, época en la que existió una pequeña fábrica especializada en la producción de cañones y balas. Un recorrido interesante para observar la arquitectura popular, terminando en la plaza principal, en las escaleras de la iglesia del pueblo.

Cartajima y Júzcar son dos pequeños y encantadores municipios de la Serranía de Ronda rodeados de un bello entorno natural protagonizado por Sierra Bermeja y el valle del Genal con densos bosques de castaños y pinares, sencillo y cómodo recorrido de gran interés paisajístico y natural.

Una vez que hallamos atravesado el pueblo nos desplazaremos transitando por sus bosques de castaños en dirección a Júzcar, y antes de entrar en dicho pueblo, giraremos a la derecha  buscando un sendero que, entre tomillos, nos introduce en uno de los enclaves más espectaculares del Alto Genal; los Riscos de Cartajima y Júzcar.

Este itinerario nos adentra en un impresionante laberinto de rocas que forman originales esculturas debido a un proceso de erosión a lo largo de cientos de miles de años. Se trata de un karst, muy parecido al Torcal de Antequera, aunque mucho menor en extensión (unos dos kilómetros cuadrados de superficie). 
Entre la fauna podemos destacar las aves, de las que podremos observar jilgueros, estorninos, abubillas, collalbas negras y roqueros. Es probable que veamos alguna rapaz como águilas perdiceras, o algún carroñero como el buitre leonado.

Una vez que regresemos al lugar donde dejamos los coches, los que quieran, nos desplazamos a Igualeja donde nos tomaremos un refrigerio junto al bello entorno del nacimiento del río Genal.