viernes, 25 de septiembre de 2015

Recorrido por los Altabacales hasta el Velerín


CRÓNICA: RAFAEL RODRÍGUEZ

Salimos del lugar habitual en Estepona, Bar Estadio a las 8:40 horas, después de que llegasen Miguel y José Luís, que previamente habían dejado un coche cerca del puente sobre la Autovía de Peaje AP-7, lugar donde finalizaría la ruta.

Nos distribuimos los trece compañeros en tres coches y tomamos la carretera de Jubrique en dirección hacia Los Reales hasta el kilométrico 10 que da acceso a la aerobase y balsas contraincendios, cerca del monumento al ciclista. Allí dejamos los coches junto al portón de entrada al Camino de Los Altabacales (R4), e iniciamos el recorrido a las 9:15 horas tras hacernos la foto del grupo.

Desde las zonas altas de la Sierra Bermeja hasta el litoral, la ruta recorre los distintos paisajes que el relieve, el tipo de suelo y la vegetación han definido en el término municipal de Estepona, siguiendo el trazado de los caminos construidos por la Unión Resinera Española a principios del siglo XX, sobre la base de los que ya existían, para la explotación de la resina obtenida de los pinos que abundan en esta zona.

El día está estupendo con apenas una ligera brisa que se agradece. En los primeros pasos, la marcha es rápida, lo que hace que el grupo se disgregue, aunque lo llevamos muy bien, ya que realizamos continuas paradas para reagruparnos y contemplar las excelentes vistas que nos acompañaran en todo el recorrido.

A pesar de lo poco que ha llovido, Sierra Bermeja se nos presenta como una alfombra tupida de vegetación en todos los sentidos. Vamos cruzando algunos arroyuelos de agua cristalina que bajan de la sierra y que pasan bajo el camino embovedados para finalmente depositar sus aguas más abajo en los ríos Castor y Velerín.

La ruta transcurre tranquila, a las 12:00 horas, Pilar y Jesús se vuelven y los demás buscamos una sombra junto a una fuente para tomar algo de alimento cuando llevábamos completado poco más de la mitad del recorrido.

Tras el descanso continuamos la ruta, ya con menos calor por las nubes que van apareciendo, lo que hace la marcha más agradable. Al fin llegamos ante unas señales de Vía Pecuaria y una alambrada. En este lugar tomamos un sendero que salía a la derecha, pegado a la alambrada, con el fin de acortar el recorrido. Un kilómetro más adelante, llegamos a las ruinas de una construcción, que fue cuartel de la Guardia Civil, llamado La Casa de los Guardas.

Una vez reagrupados, continuamos hacia el Cortijo de Nicola. Justo antes de llegar, tomamos un desvío a la izquierda que nos lleva entre alcornoques y vegetación mediterránea hasta el puente sobre la autopista, donde dejamos el coche por la mañana.

Un día excelente y nada cansado, a pesar de que habíamos andado 22 kilómetros. Miguel Alonso, en su coche, acerca primero al Bar Estadio a Margaret y a José Luís, que se encargaron de recoger al resto de compañeros y, posteriormente, a Ignacio y al que escribe al punto donde iniciamos el recorrido por la mañana a recoger los coches que allí habíamos dejado aparcados.

De nuevo todos en el Bar Estadio, nos despedimos y damos por concluida la ruta siendo las 18:00 horas.

Algunos compañeros decidimos tomar unos "morritos" y disfrutar del atardecer en el restaurante La Gamba, al que se acercaron Javi y Juanki para saludarnos.
Una vez terminamos, decidimos ir a cenar al restaurante "Lo der Pepe y el Antonio" con nuestro plato preferido: huevos fritos con patatas, chorizo, carne y postres exquisitos, helado frito, pudin de chocolate, piña natural y arroz con leche que hicieron que nos olvidásemos por unas horas de nuestros doloridos cuerpos.

Allí se nos unió Rosa y Javi  que cenaron con nosotros.

Como fin de fiesta, de nuevo "morritos" (mojitos) en el Bar Bribones, de fresa, ron y miel, con los que dimos por finalizada tan larga ruta y día en compañía de amigos.  


DATOS GENERALES

Guías: José Antonio Quirós y Rafael Rodríguez.

Participantes llamad a: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107

Entorno: Sierra Bermeja.

Localidad: Estepona, Málaga.

Itinerario: recorrido por los Altabacales al Velerín.

Recorrido: lineal.

Longitud recorrido: 22 kilómetros.

Duración aproximada de la excursión: 6 a 7 horas.

Dificultad: Media-Alta.

Desnivel: 514 metros.

Tipo de terreno: pista.

Salida de Estepona: el sábado a las 8:30 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.

Punto de encuentro: 09:00 horas en el “Mirador Ciclista” punto kilométrico 9,9 de la carretera MA-8301  Estepona a Jubrique

Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.

Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

IMPORTANTE: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al guía de la ruta y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.

INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo, haciéndose responsables de sí mismos firmando un impreso de compromiso.

DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR  teléfono 902 110 026


                   VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


  PUNTO DE ENCUENTRO EN EL BAR ESTADIO DE ESTEPONA

  RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA AL MIRADOR CICLISTA



PARTICIPANTES

Junto al portón de entrada al Camino de Los Altabacales, situado en la carretera a Jubrique, frente al monumento al ciclista, de de izquierda a derecha: José Antonio Quirós, Rafael Rodríguez, Toñi Torrecilla, Pilar Villar, José Luís Gil, Miguel Alonso, Paquí Naranjo, Jesús Díaz, Rima, Ignacio Pérez de Vargas, Puri Ruedas y Margaret O´Connor.

GALERÍA FOTOGRÁFICA
(Fotos: Miguel Alonso y Rafael Rodríguez)



sábado, 19 de septiembre de 2015

Recorrido circular desde La Celima por El Jaral, El Tejar, Arroyo Hondo, La Manga y regreso a La Celima



CRÓNICA: MIGUEL ALONSO
Del Bar Estadio de Estepona nos dirigimos al Polígono Industrial, para acortar el camino hacia de Casares hasta llegar a la carretera MA-8300 donde giramos a la derecha en sentido a Casares. Al llegar al kilómetro 10,2 (9:08 h) una señal, a la derecha en un poste, nos indicaba el camino a seguir al “Hotel Hermitage”. Un corto recorrido de 1,8 kilómetros en el que invertimos escasos diez minutos, siguiendo por una estrecha pista de hormigón que, en subida, atravesaba un mágico bosque de alcornoques, pinos, castaños y quejigos.

Entorno de la ruta
Cerca del pueblo de Casares, en las faldas de la Sierra Crestellina, situado geográficamente entre la Serranía de Ronda y la Costa del Sol Occidental. Un espacio que destaca por la biodiversidad y la variedad de su paisaje, dando lugar a que, en este territorio, confluyan hasta tres ambientes diferentes que forman parte de la Red Andaluza de Espacios Naturales Protegidos: Sierra Bermeja que da paso, en su extremo occidental, a un tipo de ambiente calizo, el macizo de Sierra Crestellina, que debe su nombre a la forma de los picos de sus cimas, verdaderas crestas inaccesibles. Entre ambas sierras existe una valiosa frontera natural, en la que se unen las rocas calizas y peridotitas de ambos macizos, dando lugar a una zona especialmente rica conocida por el Monte del Duque.

En las zonas del bosque se sitúan los alcornoques, los algarrobos, quejigos y castaños. En las más umbrías y en las altas, de suelo más calizo, encinas y pinos. En los espacios más degradados por los incendios predomina el matorral: lentiscos, palmitos, aulagas y jaras. En los lugares más cercanos al arroyo chopos y álamos, junto con la típica vegetación de ribera: adelfas, zarzamoras y juncos. En las zonas llanas más cercanas al arroyo huertos aprovechando sus fértiles tierras.

La Celima, Arroyo Hondo y La Manga
Unos aparcamos cerca del Hotel Hermitage y otros dejaron los coches en la zona de aparcamiento delante del hotel. Una vez reunido el grupo formado por 23 senderistas, iniciamos la ruta. El tiempo era ideal para andar ya que era nuboso, por lo que el sol no nos martirizaba y la temperatura estupenda.

La ruta que se puede diferenciar claramente en tres tramos. Comenzamos (9:25 h) caminando en sentido inverso al de subida con los coches y a los pocos metros, nos desplazamos hacia la izquierda por un camino que, en bajada, discurría por unos espacios conocidos por La Celima y El Jaral, a través de zonas forestales de alcornoques, quejigos y el típico matorral mediterráneo, así como por un área con construcciones de viviendas muy diseminadas.

Este camino nos ofrecía impresionantes vistas: al este la Sierra Crestellina, al oeste la Sierra Bermeja y entre ambas el Monte del Duque. El mar Mediterráneo y la costa africana, al fondo, si mirábamos hacia el sur.

Sendero de Arroyo Hondo
Al cabo de casi una hora de recorrido salimos de la zona de El Jaral (10:30 h), ya en la carretera que sube hacia Casares, por la que anduvimos unos 500 metros en bajada para cruzarla y llegar al comienzo del sendero local (SL-2) por el que bajamos al Arroyo Hondo (10:40 h). Éste discurría por un profundo valle bordeado por un denso bosquete de ribera, donde se sitúan los alcornoques, los algarrobos, quejigos y castaños.

Más cerca del arroyo eran los chopos y álamos, junto con la típica vegetación de ribera: adelfas, zarzamoras y juncos los que predominaban y en las zonas llanas cercanas al arroyo huertos que aprovechaban sus fértiles tierras.

Segundo tramo hacia la carretera
Una vez que cruzamos el arroyo, totalmente seco, comenzamos el segundo tramo iniciando una suave subida hasta llegar a la carretera de Casares (11:20 h), donde paramos para tomarnos un resuello y mientras nos tomábamos unas frutas y nos refrescábamos con unos sorbos de agua.

Desde este lugar, continuamos (11:40 h) en subida unos 800 metros a pie por la carretera, llegando en 5 minutos al Puerto de La Cruz y, coronado el puerto, seguimos por una pasarela peatonal, paralela a la carretera, que estaba protegida por una barandilla, desde la que tuvimos unas bellas vitas del pueblo blanco de Casares, para mí, la vista más bonita y espectacular del pueblo, hasta llegar (11:55 h) a una zona de aparcamientos conocida por “La Espileta”.

Tercer tramo hacia La Celima
Aquí comenzaba el tercer y último tramo de nuestro recorrido bajo la Sierra Crestellina, caminando a través del antiguo camino al cruce de La Manga-Celima (SL-3). Una vez en esta intersección, iniciamos el descenso por el camino de Celima que nos devolvió al Hotel Hermitage (12:50 h), lugar donde iniciamos la caminata.

Fin de la ruta y comida
Una vez finalizada la ruta, un grupo nos dirigirnos al cercano Parque de San Isidro, conocido también por de Los Pedregales, para comer en la Venta Los Pedregales situada a la entrada del parque, a pie de la carretera, los típico platos que suelen poner en estos establecimientos: huevos fritos con patatas, chorizo y pimientos verdes, otros chuletas, ensaladas variadas, cervezas, tinto de verano, todo muy rico, bien servido y a precios muy económicos. Allí tras una larga sobremesa, dimos por terminada la jornada.

Mojitos en el Restaurante La Gamba
Un grupo reducido decidimos trasladarnos al paseo marítimo de Estepona para tomarnos unos mojitos en el restaurante La Gamba. Un lugar donde solemos finalizar nuestras salidas, y donde, ya pasadas las 8 de la tarde, decidimos poner fin a la jornada e irnos a nuestras casas.


DATOS GENERALES

Guías: Roque Jesús Gómez y Rafael Rodríguez.

Participantes llamad a: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107

Entorno: Sierras Crestellina y Bermeja.

Localidad: Casares, Málaga.

Itinerario: desde el paraje de La Celima por El Jaral, El Tejar, Arroyo Hondo, La Manga y regreso a La Celima.

Recorrido: circular.

Longitud recorrido: 10 kilómetros.

Duración aproximada de la excursión: 3 a 4 horas.

Dificultad: Baja.

Altura máxima: 550 metros.

Desnivel acumulado: 450 metros.

Tipo terreno: pistas y senderos.

Salida de Estepona: 8:30 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.

Punto de encuentro: 9:30 horas en el Hotel Hermitage (entrando por el kilómetro 10,2 de la carretera a Casares MA-8300.

Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.

Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.


IMPORTANTE: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al guía de la ruta y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.

INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo, haciéndose responsables de sí mismos firmando un impreso de compromiso.

DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario.

EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.

ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR  teléfono 902 110 026

                  VERSIÓN IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF


   RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA AL HOTEL HERMITAGE


   GRÁFICO DE LOCALIZACIÓN DEL HOTEL HERMITAGE


   VISTA DESDE EL SATÉLITE DE LA RUTA MARCADA EN ROJO


   MAPA TOPOGRÁFICO CON LA RUTA MARCADA EN ROJO


   PERFIL DE ALTURA Y LONGITUD DEL RECORRIDO

 
PARTICIPANTES
Con la Sierra Crestellina al fondo, de izquierda a derecha: Rafael Rodríguez, José Antonio Quirós, Manuel Muñoz, Javier Duarte, Miguel Ángel Pernas, Rosa María Martín, Rima, Roque Jesús Gómez, Charo García, Manuel Ostos, Paqui Naranjo, Luis Clemente, Carlos de Lara, Toñi Torrecilla, Gisela Torandell, Sofía Mateos, Pau López, Margaret O´Connor, José Luís Gil, Jesús Díaz, Juan Manuel Capella, Pilar Villar y Miguel Alonso.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

(Fotos: Miguel Alonso y Rafael Rodríguez)

sábado, 12 de septiembre de 2015

Recorrido desde Casarabonela a sierra Prieta y bajada por la calzada romana


CRÓNICA: MIGUEL ALONSO
Del Bar Estadio de Estepona salimos, pasadas las 8 de la mañana, 9 compañeras/os entre los que se encontraba Daniel Fernández, que venía con nosotros por primera vez. Partimos repartidos en dos coches, dirigiéndonos por la autovía del Mediterráneo A-7 en sentido Málaga. Al llegar al punto kilométrico 185, nos desviamos a la izquierda y al llegar a la primera rotonda, giramos a la izquierda hacia el Centro Comercial La Cañada, que dejamos a la derecha, siguiendo de frente por la carretera A-355 en sentido Ojén, para continuar hacia Coín.

Al cabo de unos kilómetros, sobrepasamos la barriada de Villafranco del Guadalhorce, continuando hasta llegar a una rotonda donde seguimos en dirección Pizarra-Álora. Una vez en la carretera nacional A-357, dejamos a nuestra derecha una gasolinera y, unos kilómetros más adelante, llegamos a una desviación (9:40 h) a la izquierda  por la carretera A-354 en dirección Alozaina-Yunquera.

Cuando llevábamos recorridos unos 80 kilómetros desde Estepona, llegamos a una pequeña pedanía llamada Zalea, donde hicimos una parada técnica de unos minutos, continuando después hacia Casarabonela, distante 11 kilómetros de este lugar.

El cielo estaba grisáceo y al fondo, sobre las sierras cercanas, se veían nubes. Los meteorólogos nos habían “prometido” buen tiempo: apenas viento y un 5% de lluvia sobre las 12 horas del medio día. Nos animamos en el coche comentando que íbamos a tener buen tiempo.

Llegamos al pueblo, y nos dirigimos al centro buscando donde aparcar, cosa que hicimos en un aparcamiento antes de llegar al centro (9:50 h), justo en el punto de inicio de nuestra ruta, situado en la calle Lobo, a la derecha antes de llegar a la plaza principal del pueblo. Posteriormente seguimos andando hacia el centro, sorprendiéndonos una chimenea de ladrillos que se elevaba entre las casas a gran altura, junto a una torre de planta circular. Resultó ser la conocida en el pueblo como “Torre chimenea”, construida a finales del siglo XIX formando parte de una central eléctrica de producción mixta que desde 1901 abastecía al pueblo utilizando energía hidroeléctrica y térmica.

El pueblo de Casarabonela
Se encuentra situado en el centro de la provincia de Málaga, en la comarca Sierra de las Nieves, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco e integrado en el Parque Natural Sierra de las Nieves, en el borde occidental de la comarca del Valle del Guadalhorce, adentrándose en la comarca natural de Ronda por Alcaparaín (1.200 m) y Prieta (1.521 m), hasta acercarse al río Turón en su límite con el municipio de El Burgo. Tiene un varios monumentos históricos de gran interés.

Casarabonela ya estaba habitada desde tiempos prehistóricos. Consta la presencia humana en varios yacimientos de talleres líticos, enterramientos y grutas con útiles cotidianos.

Punto de encuentro y desayuno
Tras las fotos de ritual, continuamos hacia la plaza Buenavista para desayunar en el Bar Nuevo, lugar de cita con las compañeras Martine, Isabel y “Rima”, que venían de Marbella y Paco de Málaga, unos cafés con churos. El bar estaba frente al edificio del Ayuntamiento, un edificio con unas bonita puerta de madera sobre la que ondeaban, en dos balcones diferentes la bandera de España en uno y en el otro la de la Unión Europea.

La plaza tenía, en uno de sus costados, un mirador desde el que disfrutamos de unas espléndidas. Allí nos hizo amablemente la foto del grupo (10:35 h) el dueño del bar. Después de la foto, nos dirigimos a la parte alta del pueblo, donde se encuentra el cementerio, ya que a su espalda iniciamos la ruta (10:45 h).

Según íbamos subiendo, podíamos contemplar el entorno, rodeado de olivares y campos de cereal, donde se levanta la sierra de La Robla (563 m), que se asoma entre pinares al resto de las formaciones de la Serranía y a los campos de Zalea, en el corazón del Guadalhorce.

La ruta hacia Sierra Prieta
El sendero comienza con una constante subida de 4 kilómetros, pasando por la Ermita del Calvario (s XIX) y por una antigua calera. Más adelante, llegamos al Llano Cristóbal (11:35 h) o de la casa, donde había un área recreativa con una antigua cabaña reconstruida, con un techo de cañizo y una chimenea en una de las esquinas. A pocos metros, un mirador desde el que pudimos contemplar una bellas panorámica del Valle del Guadalhorce e incluso, al fondo, Málaga y el mar.

Tras un breve descanso, continuamos hacia el Llano Morena (12:15 h).
Caminábamos por una bonita cañada que nos llevaría, a los 8 kilómetro de recorrido, a conectar con la pista forestal que viene de Puerto Martínez (13:30 h) en la subida a Sierra Prieta.

Llegados a este punto, seguimos subiendo por el pinar parando a comer a los pocos metros (14:15 h). Después de la comida (14:40 h) tuvimos que regresar de nuevo a la pista ya que habíamos tomado un sendero equivocado. Una vez en la pista, continuamos andando hacia el Camino de la Dehesa, que distaba de este lugar 4,5 kilómetros.

Calzada romana de Casarabonela
Antigua vía romana que iba desde Iluro, la actual población serrana de Álora, pasando por Castra Vinaria, la actual Casarabonela, a Acinipo (Ronda La Vieja) y a Málaga, distantes entre si 20 kilómetros, contemplando unas preciosas vistas del Valle del Guadalhorce desde la cara sur de Sierra Prieta.

Este camino era el último tramo del recorrido de regreso, que continuamos por la calzada romana de Casarabonela, también conocida como antiguo camino de la Dehesa (PR-A 270). Desde el inicio de la calzada romana teníamos unos 2,5 kilómetros de caminata, transitando por un piso con dificultad debido a las piedras irregulares y a los escalones que teníamos que ir sorteando con cuidado. A pocos metros del final de la calzada dimos con los restos de una antigua calera (17:20 h) desde la que contemplamos también la plaza de toros del pueblo, ya en la carretera de circunvalación al pueblo llamada Paseo de la Fuente Quebrá.

Seguimos el paseo pasando a la altura de la Cruz de Piedra que, según reza en un panel junto a la cruz, esta se encuentra junto a un camino que bordea la sierra y que para el antropólogo Francisco Sánchez Pérez, “Esta cruz blanqueada sirve como  un elemento de separación entre dos espacios bien distintos: uno conocido, identificado con la zona de influencia del pueblo y otro extraño, identificado con la zona rural”.

Al pueblo llegamos sedientos, por lo que algunos decidimos acercarnos a algún bar a calmar la sed. Otros tuvieron que marcharse ya que iban en el coche de Miguel Ángel Pernas que quería ver el partido de fútbol por la tele.

Decidimos sentarnos en las mesas de la Cafetería Bonela, situada en la calle Almona, muy cerca del Ayuntamiento y de la iglesia del pueblo. Al poco sentimos cohetes, ante nuestra sorpresa nos comentaron que eran debidos a una boda. Efectivamente, al poco pasaron ante nosotros (18:40 h) los ya antiguos novios y los padrinos, sentados en un bello carruaje tirado por dos caballos, al que seguía un grupo de jóvenes jinetes tocados con trajes camperos y sombrero cordobés, que montaban caballos blancos y marrones.

Pasadas las siete de la tarde, decidimos emprender el regreso a Estepona después de haber disfrutado de un bonito día por el entorno de las sierras de la Robla y Prieta en el Parque Natural de la Sierra de las Nieves.  

DATOS GENERALES
Guías: Rosa María Martín y Javier Duarte.
Participantes llamad a: Miguel Alonso al teléfono 619 703 107
Entorno: Sierra de la Robla, Parque Natural de la Sierra de las Nieves.
Localidad: Casarabonela, Málaga.
Itinerario: Recorrido desde Casarabonela hacia Sierra Prieta y bajada por la cañada romana.
Recorrido: circular.
Longitud recorrido: 17,2 kilómetros.
Duración aproximada de la excursión: 7 horas.
Dificultad: Media.
Desnivel: 250 metros.
Tipo de terreno: pistas y senderos.
Salida de Estepona: 8:00 horas del Bar Estadio, frente al campo de fútbol San Fernando.
Punto de encuentro: 9:00 horas en la pedanía de Zalea, situada en la carretera A-354 a 11 kilómetros de Casarabonela.
Equipo obligatorio (se comprobará antes de salir): botas de montaña, bastones, chubasquero, forro polar, pantalones apropiados, agua, bocadillo, Tarjeta Sanitaria, Tarjeta FAM y DNI.
Se recomienda: gorra, guantes, polainas, gafas de sol, crema de protección solar, silbato, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta fresca, barritas de cereales, cámara fotográfica y prismáticos.

IMPORTANTE: para participar en la excursión es condición imprescindible ser socio del club y estar federado. Comunicará previamente la asistencia al guía de la ruta y firmará antes un impreso eximiendo de responsabilidad al guía y al club.
INVITADOS: podrán participar dos veces al año, como máximo, haciéndose responsables de sí mismos firmando un impreso de compromiso.
DESPLAZAMIENTO EN COCHE: el precio se calculará multiplicando los kilómetros recorridos por 0,23€ y el total se dividirá entre los ocupantes, incluido el propietario. En el desplazamiento de hoy, multiplicaremos los 90 kilómetros por 2 (ida y vuelta) y el resultante de 180 por 0,23 euros el kilómetro que nos da de 41 euros lo dividiremos entre los ocupantes del vehículo.
EN CASO DE ACCIDENTE: llamad inmediatamente al número de teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Atención 24 horas de SERSANET, teléfono 902 107 120.
ASISTENCIA EN VIAJE: ASITUR  teléfono 902 110 026


                  TEXTO IMPRIMIBLE EN FORMATO PDF



    El grupo ante el mirador de la plaza Buenavista, junto al Ayuntamiento de Casarabonela. De izquierda a derecha: Miguel Alonso, José Luis Jiménez, Martine Colombu, Rima, Daniel Fernández, Lola Criado, Margaret O'Connor, Miguel Ángel Pernas, Rosa María Martín, Javier Duarte, José Luis Gil, Isabel López y Francisco González.



SITUACIÓN BAR ESTADIO PUNTO DE ENCUENTRO EN ESTEPONA                  




RECORRIDO POR CARRETERA DE ESTEPONA A CASARABONELA                   

VISTA SATÉLITE


PERFIL DE ALTURA
GALERÍA FOTOGRÁFICA 

(Fotos: Lola Criado, José Luís Gil y Miguel Alonso)